Sin rumbo...

Sin rumbo...

La Federación Colombiana de Golf pierde el rumbo. Es inexplicable como una institución que venía siendo un modelo en la dirigencia deportiva de Colombia haya perdido el sentido en los últimos meses.

22 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

La Federación ha sido un gran pilar en el desarrollo de este deporte, pero infortunadamente sus directivos se llenaron de odios y soberbia: creyeron ser los únicos poseedores de la verdad en el golf nacional.

¡Vaya equivocación el haberles cerrado los espacios a casi todas las disciplinas que conforman el golf en nuestro país, así como el hecho de pensar que toda crítica estaba orientada con maledicencia hacia la Federación! Y lo peor: quienes criticaron (criticamos) fueron (fuimos) marcados como “enemigos del golf colombiano”.

La desacertada respuesta de Fedegolf a las quejas de Eduardo Herrera fue el ‘florero de Llorente’. De allí en adelante, los directivos pegaron palos de ciego y, en vez de sumar, día a día restaron, hasta el punto de llegar al último episodio de cancelar y suspender los torneos para profesionales.

Estoy pasmado con su comunicado. Lo he leído una y otra vez y aún no sé cómo lo pudieron emitir.

Fedegolf no necesita que la alaben para que los golfistas sepan de sus méritos. Ahora las cosas tendrán que definirlas los que finalmente son los verdaderos dueños de la Federación, es decir los socios de los clubes, a través de sus juntas directivas. Son ellos los que deben señalar el nuevo rumbo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.