Contralor preso era ficha del gobernador Ardila

Contralor preso era ficha del gobernador Ardila

Juan Carlos Medina Ovalle, el contralor de Cundinamarca llamado a destapar la escandalosa corrupción en el departamento, terminó en la cárcel, justamente, por corrupción.

20 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Ayer tuvo que entregarse poco después de que la Fiscalía le dictó orden de captura por el delito de concusión. En pocas palabras, él, a través de terceros, le habría pedido dinero a una empresa que firmó un contrato con la Gobernación de Cundinamarca a cambio de no abrirle investigaciones o hacerle auditorías.

La medida también cubre a Mauricio Forero Linares, en proceso de extradición a España, y a Libardo Correa Castañeda, con orden de captura.

La historia se remonta al 2004, cuando la empresa Reimpodiesel fue escogida a través de una licitación para hacerle mantenimiento al parque automotor de la Gobernación.

Extrañamente, el día que iban a firmar el contrato los representantes de esta firma fueron citados en el piso 11 de la Contraloría.

Allí los recibieron Forero, que en ese momento era funcionario del Fondo de Vigilancia y Seguridad del Distrito, y Correa Castañeda, conocido como ‘Lalo’, amigo cercano del Contralor y padrino de uno de sus hijos. Ellos se conocieron en la Universidad Javeriana cuando ambos estudiaron economía.

“Nos dijeron que no nos preocupáramos porque en la Gobernación todos los conocían, que eran los encargados de recoger el dinero de los contratos para el Contralor, el Gobernador y un tal Javi”, dijo la persona que puso la denuncia ante la Fiscalía.

El amigo del Contralor les pidió 140 millones de pesos, es decir, el 20 por ciento de un contrato de 700 millones de pesos. Ellos no accedieron al soborno y días después firmaron el contrato en el despacho de la Secretaría General de la Gobernación. Luego de eso, dijo el testigo, ‘Lalo’ lo comenzó a llamar para amenazarlo.

Los dueños de la firma interpusieron una demanda penal en su contra, pero antes lo grabaron mientras le entregaban parte del soborno. Ese video fue clave para que la Fiscalía emitiera la orden de captura.

La actuación de Medina, que se preparaba para aspirar a la Contraloría de Bogotá, siempre fue cuestionada porque fue laxo para resolver las denuncias fiscales que comprometieron al gobernador Pablo Ardila y a su mano derecha, Julio Eduardo Riveros, conocido como ‘Yiyo’.

Medina llegó a la Contraloría luego de ser elegido entre una terna que se puso a consideración de la Asamblea. Allí tenía una aliada que se encargó de impulsar su candidatura: la ex diputada y ex señorita Colombia Catalina Acosta, representante del movimiento de Ardila, llamado Cundinamarca Merece Más.

Correa Castañeda, ‘Lalo’, cuñado de la ex reina, la habría motivado para que convenciera a los asambleístas de votar por Medina, que ganó por unanimidad esa elección.

Otro hecho que llevó a diputados y líderes regionales a hablar de que el Contralor protegía al gobernador Ardila fue un aumento en el presupuesto de la Contraloría, asignado por la Asamblea, que apoya en su mayoría al mandatario.

Ese monto subió de 3.800 millones de pesos a 9.000 millones en el último año.

Adicionalmente, el ex diputado Orlando Gaitán denunció recientemente que Ardila le regaló a Medina una Toyota Prado, cero kilómetros, para su uso personal.

FUE CONCEJAL Y ASESOR DEL PNUD Juan Carlos Medina fue asesor financiero de la gerencia general del Inurbe.

También trabajó como director comercial de Fiduciaria Tequendama en 1994.

Fue Concejal de Bogotá y asesor externo del programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD).

En el 2004 lo denunciaron porque habría desviado dineros de la Contraloría para contratar una nómina paralela.

En su mandato, Medina presidió la Asociación de Contralores.

No voy a ser un funcionario .

de bolsillo. No me temblará el .

pulso para investigar a quienes atenten contra el erario público” .

Le dijo Juan C. Medina a EL TIEMPO, recién posesionado.

Debate en la Cámara, sin organismos de control El representante por Cundinamarca, Jorge E. Rozo, ratificó ayer en la plenaria sus denuncias contra del gobernador Pablo Ardila. Dijo que este cometió irregularidades en la Beneficencia de Cundinamarca, en la contratación de Convida y en la Secretaría de Obras Públicas. Sin embargo, de los organismos de control, solo asistió al debate el contralor General, Julio César Turbay. El repre- sentante Wilson Borja pidió a denunciantes y organismos de control clarificar si hay una investigación contra el ex gobernador Álvaro Cruz, por vínculos con ‘paras’.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.