No hay dueños en clubes de fútbol, a excepción de Chicó y Depor F.C.

No hay dueños en clubes de fútbol, a excepción de Chicó y Depor F.C.

El Instituto Colombiano del Deporte (Coldeportes) y la Superintendencia de Sociedades son el epicentro de un movimiento jurídico que puede convertirse en un verdadero terremoto de magnitud gigante en la organización de los equipos profesionales de fútbol en Colombia.

20 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Las entidades cuestionan en profundidad el concepto de propiedad y participación en las asambleas que hoy se tiene en los clubes. “Los equipos de fútbol no deben, o no deberían, tener dueños. Eso es claro”, dijo Hernando Ruiz, Superintendente de Sociedades.

El funcionario recoge una interpretación expuesta por Germán Casas, aportante del club Millonarios, según la cual 17 equipos de la Primera A y 17 de la Primera B (ver gráfico), al estar constituidos como corporaciones, clubes o asociaciones deportivas, no pueden generar dividendos para los poseedores de derechos, pues procuran un fin de servicio social. Hay dos excepciones: el Boyacá Chicó y Depor F.C. de Jamundí, que son sociedades anónimas (ver recuadro).

“Los clubes deportivos o corporaciones sin ánimo de lucro tienen aportantes, no inversionistas; personas que ponen un recurso para la búsqueda de un objetivo, en este caso de tipo deportivo y social, pero jamás económico”, especificó Ruiz.

Así las cosas, y por ejemplo, no pueden beneficiarse económicamente por la operación de los equipos ni la Organización Ardilla Lülle (Atlético Nacional), ni el ex senador y empresario avícola Gabriel Camargo (Deportes Tolima), ni Santiago Rendón, Juan Carlos López y Luis Augusto ‘Chiqui’ García (Millonarios), ni la familia Char (Junior); ni los entrenadores Francisco Maturana, Víctor Luna y Juan José Peláez (‘Sueños del Balón’, del Medellín).

Para Supersociedades y Coldeportes, en caso de que los equipos produzcan ganancias por ley, deben destinarse al mismo club sin poder ser usufructuadas por quienes adquirieron los derechos. “Bajo ningún punto de vista esos derechos se pueden equiparar a títulos valores o acciones”, agregó Ruiz.

Voces contrarias En clara contravía están afirmaciones expresadas, por ejemplo, por Luis ‘Chiqui’ García: “Yo sí tengo unos derechos en el equipo (Millonarios), pero son una inversión personal como tener una plata en la bolsa o en un CDT” (EL TIEMPO, 23 de junio de 2006) o “¿Si usted tiene una inversión, la deja tirada? Yo tengo que defender mi patrimonio y el de mis hijos (...) Sí es buena la oferta, sí estaría dispuesto a vender mis acciones” (El Espectador, 2 de septiembre de 2007).

O en esta otra de Juan Carlos López, presidente y poseedor de derechos del mismo club: “Pienso que Millonarios es una empresa viable (...) a mí me convence, como empresario, que es interesante estar aquí. Eso no es irregular ni ilegal” (EL TIEMPO, 28 de agosto de 2007).

Ramón Jesurún, presidente de la Dimayor (que agrupa a los clubes profesionales) afirmó, simplemente, que “los clubes cumplen con todas las normas o de lo contrario tanto Coldeportes como la Superintendencia no darían los avales ni expedirían los reconocimientos deportivos”.

Germán Casas, además, se apoya en el artículo 637 del Código Civil, según el cual “lo que pertenece a una corporación no pertenece ni en todo ni en parte a ninguno de los individuos que la componen”. Casas concluye: “Eso es así de simple: hoy no hay dueños en los equipos de fútbol. Punto”.

Un concepto expedido el pasado 23 de mayo por Gloria Astrid Mesa Vásquez, responsable de área de registro de la Subdirección de Personas Jurídicas de la Alcaldía Mayor de Bogotá, lo respalda: “No existe repartición de utilidades, ya que de existir, no habría diferencia entre estas entidades y las comerciales”.

Para Casas, “lo que hay ahora es un ‘mercado negro’ de derechos, pues unos los venden y otros los pagan por fuera de los clubes y la plata nunca entra a los equipos. Obvio, también se presenta ese mismo ‘mercado’ para lucro de algunos con los traspasos de jugadores, que según la ley no pueden estar a nombre de una persona, pues son propiedad de los clubes”.

Everth Bustamante, director de Coldeportes, considera que “la Ley 181 de 1985 (Ley del deporte) en principio ha definido a los clubes profesionales de fútbol como entidades sin ánimo de lucro, pero la realidad es muy distinta. En las investigaciones adelantadas a los clubes, con la Superintendencia de Sociedades, encontramos inconsistencias”.

Y agregó: “Los vacíos que deja la legislación han hecho transitar al fútbol profesional por un camino que no deja mucha claridad jurídica sobre su sistema de organización y la participación de los aportantes”.

Por esos “vacíos”, según el Supersociedades, los equipos manejan varias caras al presentar sus balances financieros y al celebrar sus asambleas.

“Para muchas cosas son una corporación deportiva, pero para otras son entidad sin ánimo de lucro y son sociedades mercantiles a la hora de hacer valer los aportes de algunos”, puntualizó Ruiz.

Cien derechos... ¡un voto! También hay serias dudas legales en las participaciones de los poseedores de derechos en las asambleas para materias tan delicadas como la elección de sus órganos de administración (comités ejecutivos).

Según Coldeportes y Supersociedades en los equipos sin ánimo de lucro cada aportante tiene derecho a un voto y no tantos votos como derechos posea. Es decir: quien tiene 100 ó 2.000 derechos solo puede votar una vez, al igual que quien tiene un solo derecho.

“Creo que en todos los equipos, no sé en el Cali, las elecciones que han hecho, han sido ilegales”, añade Casas, quien se apoya de nuevo en el concepto de la Subdirección de Personas Jurídicas de la Alcaldía Mayor de Bogotá: “No importa el número de aportes, el asociado solo posee un voto”.

¿Solución...? Otra legislación .

Tanto el diector de Coldeportes, Everth Busta- mante, como el Superinten- dente de Sociedades, Hernando Ruiz, dijeron que a final de mes, o a comienzos de octubre, presentarán al Congreso un proyecto que ajuste los vacíos de la Ley del Deporte. “El objetivo es modificar la Ley y proponer un estatuto especial con fuerza de ley para el fútbol”, aseguró Bustamante.

Según adelantó, el posible eje de la propuesta sea el modelo de ‘Sociedad Anónima Deportiva’ que rige en España, “que integra las necesidades propias del deporte y permite que se ejerzan controles de toda índole y se cumplan los derechos”. Estas sociedades son de responsabilidad limitada y carácter mercantil, en la que los socios responden con sus aportes y no con su capital personal, con un capital social mínimo establecido. En España se exige autorización de ente superior para poseer más del 25 por ciento de las acciones. .

solo dos s.a.

El Boyacá Chicó, de la A, y el Depor Fútbol Club de Jamundí, de la B, son los dos únicos clubes profesionales que están constituidos como sociedades anónimas.

“En el Depor sabemos que nuestros socios esperan recibir una utilidad de su inversión, es lo lógico, lo natural”, afirmó Gustavo Moreno Arango, presidente del club.

“Siempre he sido claro. Este es un negocio y nuestro negocio es la venta de jugadores. Estamos en los trámites para poder vender las acciones en la bolsa, de manera que cuando un futbolista salga, haya una retribución para quienes invierten su plata”, dijo Eduardo Pimentel, presidente del Boyacá Chicó.

PALABRA DE LOS PROTAGONISTAS.

“Los que metieron plata en los clubes hicieron una especie de obra social.

Por la legislación vigente no son dueños de nada”.

Germán Casas, aportante de Millos.

“Cuando se habla de meterle plata a un club de fútbol porque es una buena inversión, hay una evidente contradicción”.

Hernando Ruiz, Supersociedades.

“Hay claridad en el Gobierno de presentar un proyecto de Ley que sirva para modificar los estatutos que rigen los clubes”.

Everth Bustamante, Coldeportes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.