Se debe controlar la ganadería para evitar daños a la salud

Se debe controlar la ganadería para evitar daños a la salud

El aumento de la producción de diferentes tipos de carne incrementa también el riesgo de transmisión de enfermedades de los animales al hombre.

18 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Así lo advirtió la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), al explicar que mientras la población crece, la demanda de carne y otros productos de la ganadería también aumenta.

En el documento ‘Producción animal industrial y peligros sanitarios mundiales’ se establece que la ampliación de la ganadería ocurre cada vez más cerca de los centros urbanos, lo que puede conllevar a la transmisión de enfermedades de animales al ser humano (zoonosis).

“Los miles de animales confinados aumentan la probabilidad de transferencia de patógenos. Además, la ganadería produce grandes cantidades de desechos, que también pueden contener concentraciones elevadas de agentes patógenos”, dice FAO.

El estudio también indica que gran parte de esos desechos es eliminada sin ser tratada, lo que representa un peligro de infección para los mamíferos y aves salvajes.

Con miras a evitar este problema, la FAO invita a los productores a que apliquen las medidas de bioseguridad básicas: “Las granjas deberían ser limpiadas y desinfectadas regularmente; los movimientos de personas y vehículos deben ser controlados y los empleados tienen que recibir formación en bioseguridad. Los lugares de producción no deberían ser construidos cerca de sitios donde vivan aves salvajes”.

Consumo controlado El anuncio de la FAO coincide con un estudio publicado por la revista médica británica The Lancet, que determinó que reducir a la mitad el consumo diario de carne en los países desarrollados de aquí al 2050 ayudaría a limitar el calentamiento del planeta.

“Si se considera que la población mundial aumentará un 40 por ciento hasta 2050 y si no se produce ninguna reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero ligadas al ganado, el consumo de carne deberá bajar a 90 gramos por día por persona”, advierte la investigación.

El 22 por ciento de las emisiones mundiales de gas de efecto invernadero, según Anthony McMichael, director del Centro Nacional de Epidemiología y de Salud de la Poblaciones de Canberra, procede de la agricultura, una proporción similar a la del sector industrial pero superior a la de los transportes.

El ganado, en especial su transporte y su alimentación, causa casi 80 por ciento de las emisiones agrícolas, en forma de metano. Este gas es generado por los excrementos de los animales.

“Una disminución del consumo de carne en los países ricos sería beneficioso para la salud, reduciendo los riesgos de enfermedades cardiovasculares (...), obesidad, cáncer colorectal y tal vez otros cánceres”, concluye el estudio. .

‘En Colombia no existe este problema’: Fedegán.

José Félix Lafaurie, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegán), afirmó que en el país se ha venido trabajando con miras a evitar problemas como los que relaciona el informe de la FAO.

“Junto con el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) estamos desarrollando programas de desarrollo sostenible para evitar contaminación”, indicó Lafaurie.

Se refiere al sistema de desarrollo ganadero con ampliación de bosques, que busca contribuir a la conservación de los ecosistemas.

Además, a un largo plazo se tiene planeada la restitución de 10 millones de hectáreas que han sido explotadas en la ganadería durante las últimas décadas.

Fedegán también aclara que aunque aún existen muchos centros urbanos donde se engorda ganado, en Colombia existe legislación que lo prohibe. La entidad añade que en cuanto al transporte de ganado, el ICA tiene instalados retenes sanitarios en las carreteras de todo el país con miras a verificar la adecuada vacunación de los animales, como su estado de salud y el medio en el que son movilizados.

80 % de las emisiones agrícolas provienen del ganado, especialmente en su transporte y alimentación. Esto se transforma en metano, gas generado por los excrementos de los animales que perjudica directamente a los ecosistemas.

90 gramos en el menú díario es la cantidad de carne recomendada con el fin de contrarrestar el calentamiento global.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.