En Venezuela, la educación también será ‘bolivariana’

En Venezuela, la educación también será ‘bolivariana’

A partir de hoy, con el año escolar que comienza, el gobierno venezolano iniciará lo que espera sea la reforma total de la educación venezolana hacia la construcción del socialismo del siglo XXI, a través de la implementación del Sistema Educativo Bolivariano (SEB).

17 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Desde hace meses el Gobierno ha dejado claro que el cambio no es solo un asunto de nomenclatura, sino de la reforma total de la educación venezolana hacia la construcción del socialismo del siglo XXI y a través de la implementación del Sistema Educativo Bolivariano (SEB).

De la transformación en ciernes no todo está muy claro, excepto sus fundamentos filosóficos.

Según la Dirección de Currículo del Ministerio de Educación, la educación bolivariana es concebida como “aquella donde el pueblo, con conciencia política, se incorpora activamente en los procesos de cambio y transformación social, donde priva la supremacía del hombre por encima del mercado y del capital”. El objetivo es que este modelo se acople a la reforma constitucional que está en marcha.

‘Árbol de tres raíces’ Las ideas “matrices” de las que deriva el SEB provienen de lo que el Presidente venezolano ha explicado también como el fundamento ideológico de la revolución bolivariana, el famoso “árbol de las tres raíces”.

La primera de ellas es el pensamiento de Simón Rodríguez, el maestro de Bolívar, de quien se aplicarían los fundamentos de educación popular; la segunda raíz sería “la visión geopolítica de integración latinoamericana”, del propio Simón Bolívar, y la tercera raíz la representaría la figura de Ezequiel Zamora, el general campesino, el inspirador de conceptos como desarrollo endógeno sobre la base de la igualdad y la productividad.

Para llevar a cabo esa transformación, el Presidente nombró a su hermano Adán Chávez –conocido por ser uno de los ideólogos detrás de la revolución– como ministro de Educación desde enero de este año. Él ha sido el único vocero quien ha dado algunas pinceladas sobre los cambios, que empezarían a aplicarse gradualmente, primero en algunas escuelas públicas “piloto”, para luego extenderse a todo el sistema, incluyendo la educación privada.

Según el programa, la enseñanza y evaluación sería por áreas temáticas.

Las asignaturas tradicionales como matemáticas, ciencias, biología, historia o lengua serían agrupadas por áreas, las cuales en vez de ser transmitidas por separado y evaluadas con sistema numérico, serían enseñadas de forma integrada, evaluadas a través de la elaboración de proyectos de mediano y largo plazo y calificadas tanto con números como con letras, para evitar en lo posible el aplazamiento de estudiantes.

“Se trata de proyectos que no son seleccionados al azar, sino con los profesores y las comunidades educativas que llevarán a aplicar la teoría que se está analizando y comprendiendo a la práctica en beneficio de la colectividad”, ha explicado el ministro Chávez.

Y aunque el ministro ha aclarado que los padres podrían comprar los textos escolares que quieran, explicó que la cartera de Educación está evaluando aquellos textos que recomendará a las escuelas y colegios para ser utilizados y actualizados con la nueva filosofía. Descartó, sin embargo, el fuerte rumor de que el Gobierno impondría un gran texto único para la enseñanza primaria.

Docentes, a estudiar Los docentes no quedan fuera del SEB, y en estas vacaciones los maestros de escuelas públicas debieron asistir a “jornadas de formación”.

Más que explicaciones sobre la agrupación de las áreas temáticas o el nuevo sistema de evaluación, los cursos se han concentrado en los conceptos de socialismo de siglo XXI y el perfil del nuevo hombre socialista.

Numerosas asociaciones de maestros, representantes y colegios, especialmente del sector privado, consideran que los cambios propuestos son poco viables y además atentan con la libertad de elección.

Educadores inconformes.

Octavio Delamo, presidente de la Cámara Venezolana de la Educación Privada, asegura que hasta ahora el Gobierno “no ha implementado ningún instrumento jurídico que los obligue a asumir la ‘educación bolivariana’, pues que aún está vigente la Ley Orgánica de Educación de 1980”.

“Este proceso es improvisado e inconsulto. La Constitución habla de libertad de propuestas educativas, si se impone el calificativo de ‘bolivariano’, está cercenando el derecho de maestros a proponer líneas de enseñanza. Se quiere imponer cómo enseñar, y ahí está la interferencia, porque es una educación ideologizante, que acaba con nuestra filosofía pedagógica”, anota Delamo.

Otra de las críticas de los maestros es que el Gobierno actualmente no cuenta con la infraestructura necesaria para adaptar todas las escuelas y colegios a “escuelas bolivarianas”.

“No hay suficientes aulas y docentes para que todas las escuelas y colegios sean bolivarianos. Se necesitan cambios estructurales en al menos 60 por ciento de los planteles actuales”, señaló a la cadena Uniónradio, Orlando Alzuru, presidente de la Federación Venezolana de Maestros.

‘‘En el momento en que él pretende que la educación sea ‘bolivariana’ cercena el derecho de los padres de escoger. No vamos a obedecer ese capricho”.

Octavio Delamo, presidente de la Cámara Venezolana de Educación Privada.

"Cuando dicen que vamos a ideologizar la educación, planteamos la discusión porque se trata de una batalla de ideas. Si eso es ideologizar entonces ¿cuál es el problema?" El presidente Hugo Chávez, durante en una alocución del programa Aló, Presidente, de marzo 2007.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.