Secciones
Síguenos en:
Ayer se desmovilizaron los últimos guerrilleros del Erp

Ayer se desmovilizaron los últimos guerrilleros del Erp

En la vereda La Sierrita, de Venadillo (Tolima), el mismo lugar donde hace 22 años el Erp comenzó su lucha armada, catorce guerrilleros de este grupo, los últimos que le quedaban, tomaron la decisión de entregar las armas y reintegrarse a la vida civil.

Eran 12 hombres y una mujer comandados por alias ‘Carlos’. Entre los subversivos había un menor de edad.

Después de concentrarse en ese sector de la zona rural de Venadillo, los subversivos fueron trasladados a la sede del Batallón Jaime Rooke, en Ibagué, donde se realizó el acto de entrega de armas.

“Fueron muchos años de una lucha armada perdidos, que se los había podido dedicar a mi familia. El grupo llegó a tener 50 combatientes, hoy solo quedamos 14, esto es todo lo que queda del Erp, ya no hay más”, afirmó ‘Carlos’.

El Erp era hasta ayer una guerrilla disidente del Eln, con ideología marxista moderada en sus inicios, pero con el paso de los años perdió su línea política y sus integrantes se dedicaron a la extorsión y al secuestro para lograr financiarse.

Tenía otro reducto en los Montes de María, entre los departamentos de Sucre y Bolívar, que se entregó a las autoridades entre abril y mayo de este año.

En esa ocasión los guerrilleros entregaron 45 fusiles, dos lanzagranadas, una ametralladora M-60, cuatro granadas, una pistola, 20 kilos de explosivos y más de 1.200 cartuchos. Luego de ese desarme, el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, dio por desmantelado a la totalidad del grupo.

‘Carlos’ agregó ayer que el proceso de desmovilización comenzó con Édgar Castellanos, ‘Gonzalo’, el comandante y fundador de esa guerrilla, muerto en combates a finales de enero de 2007 en Venadillo.

Dice que al morir ese cabecilla él se apropió del proceso, que se aceleró en los últimos tres meses porque las Farc los declaró objetivo militar y comenzó a perseguirlos en busca de las armas.

“Además del Ejército, las Farc se convirtieron en enemigos y también los paramilitares. Ya no teníamos la capacidad de movernos como antes”, afirma ‘Carlos’.

El coronel Asmeth Castillo, comandante de la Sexta Brigada del Ejército, afirmó que con la entrega de estos hombres que mantenían azotado el norte del Tolima, los arroceros y ganaderos de la región, especialmente, vivirán y desarrollarán sus actividades con tranquilidad, porque ellos eran responsables de buena parte de las amenazas y los retenes ilegales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.