VENEZUELA INTERVINO AYER OTROS DOS BANCOS

VENEZUELA INTERVINO AYER OTROS DOS BANCOS

La Junta de Emergencia Financiera de Venezuela decidió ayer intervenir y nacionalizar el Grupo Latinoamericana-Progreso con el fin de garantizar la continuidad de sus servicios financieros, bancarios y de seguros.

15 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

La medida significa que los bancos Progreso y República, las compañías de seguros Progreso y Latinoamericana, y otras empresas del grupo pasan a ser propiedad del Estado a través del Fondo de Garantías de Depósitos Bancarios (Fogade).

La presidenta del Fondo, Noris Aguirre, dijo que la decisión se tomó al no disponer el grupo de liquidez para responder a las operaciones de sus entidades.

Aguirre indicó que el Grupo recibió en los últimos meses 39.000 millones de bolívares (unos 230 millones de dólares) en ayudas y acumuló pérdidas entre junio y noviembre por 50.000 millones de bolívares (cerca de 294 millones de dólares).

El principal accionista del grupo es el empresario cubano-venezolano Orlando Castro, quien presentó como garantía por las ayudas recibidas parte de sus bienes personales, que también pasan a manos del Estado.

Aguirre aseguró que las oficinas y sucursales de los bancos y empresas del Grupo Latinoamericana-Progreso mantienen abiertas sus puertas y realizan todo tipo de operaciones.

El Banco Progreso está situado en el décimo puesto dentro de la clasificación bancaria, mientras que el República, se encuentra entre los lugares 15 y 20.

La nacionalización de los dos bancos se produjo después de que el ministro de Hacienda, Julio Sosa, negara que se fuesen a producir nuevas absorciones por parte del Estado.

Con las nuevas intervenciones son ya 14 los bancos que han sido nacionalizados o liquidados desde que en enero pasado estalló lo que el presidente Rafael Caldera ha llamado la mayor crisis financiera del mundo , en proporción a la población y las dimensiones de la economía de Venezuela.

La crisis obligó al Estado a inyectar 7.000 millones de dólares para cubrir las obligaciones de los bancos en quiebra con sus clientes y evitar el colapso del sistema bancario.

La sacudida sufrida por el sector financiero tuvo su origen en la mala gestión de las instituciones, que utilizaron los depósitos en provecho propio, a los que el presidente Caldera incluyó bajo el calificativo de mafias bancarias .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.