OEA no logró dar respuesta sobre muerte de diputados

OEA no logró dar respuesta sobre muerte de diputados

Una de las pocas cosas que quedan claras tras el informe forense que presentó ayer la OEA en Washington sobre la muerte de los 11 diputados secuestrados por las Farc es que la balacera debió tronar como el infierno. En total, los cuerpos recibieron 92 tiros; el de más impactos registraba 15 y el de menos, 3.

15 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Muchos recibieron tiros cuando estaban en el suelo, dos tenían impactos a quemarropa (uno en el brazo y otro en la nalga). Ninguno debió morir desangrado, pues todos tenían impactos mortales. Datos como estos y los ángulos de las balas alejarían la tesis del fuego cruzado.

La OEA no resolvió la duda de si murieron fusilados por las Farc o en un enfrentamiento. Para ello, la escena del crimen era fundamental.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.