MÁS Y MENOS DE UN CONCIERTO

MÁS Y MENOS DE UN CONCIERTO

Una presentación más de Vives y la primera popular en Bogotá. La asistencia no estuvo por debajo de los cincuenta mil espectadores. El espectáculo, como todos los anteriores y como es de suponer los que siguen en turno, estuvo a la altura de los más grandes conciertos que se hayan presentado en Colombia. Por ahora, la única ciudad grande de Colombia que no podrá ver en vivo al Carlos Vives es Barranquilla, pues la alcaldía de esa ciudad se niega a prestar escenarios deportivos para espectáculos públicos. La excusa es la tutela que hubo en Bogotá por el concierto de Guns N Roses.

22 de noviembre 1993 , 12:00 a.m.

Solo que en todos los lugares en los que se ha presentado La Provincia han sido escenario deportivos. (Manizales, Medellín, Cali, Bogotá, Pereira, Bucaramanga...).

Sin embargo, entre la música y la alegría, también hubo algunos puntos negativos, como en todos los espectáculos que se montan en cualquier lugar.

Los puntos positivos y negativos son los siguientes: Lo bueno El espectáculos. Sin duda, el espectáculo mismo saca la más elevada nota. El nivel del concierto se sostienen desde el pitazo inicial hasta cuando, dos horas más tarde, Vives se despide con la segunda interpretación de La gota fría.

Vives se integra al público y el público le responde, tanto en las canciones como en los diálogos improvisados del cantante. A lo largo de la presentación La Provincia va sacando todo el repertorio de su nuevo disco y los mezcla con algunos temas y solos rockeros.

En conclusión, en cuanto al espectáculo, es uno de los mejores que se han presentado en Colombia en los últimos años.

La banda. La agrupación, dirigida por Aníbal Rivera, es completa. El acordeón de Egidio, las gaitas, las guitarras, coros, batería...

El sonido. A pesar de lo grande y abierto del lugar en donde se realizó el concierto, el público pudo escuchar con claridad y fidelidad, además de buen volumen. En esto, el Polideportivo le lleva una enorme ventaja al coliseo, en donde la acústica es muy mala.

La Policía. La dirección de la Policía, con la asistencia de los policías bachilleres y de la gente de la organización, permitieron que las cincuenta mil personas disfrutaran del espectáculo sin mayores problemas.

La organización en general. Una vez se pasaba de la caótica entrada principal, los espectadores sí se encontraban con buena señalización y con la suficiente ayuda por parte del equipo de la organización y de la Policía.

El público. Respondió, agotó la boletería, llegó temprano, se comportó bien durante toda la presentación y salió en orden.

Lo malo La entrada. A la primera entrada, la que está ubicada sobre la Avenida 68, y por la que entra todo mundo, sin distingo de boletería ni de invitados especiales y prensa, le faltó señalización. Nadie sabía por dónde se entraba ni dónde quedaban las puertas. La policía, tampoco.

Por los mismo, las colas eran enredadas y desordenadas y alcanzaron a alterar a más de un espectador que se quejó de la desorganización.

Los discos de oro. A cuántos de los cincuenta mil asistentes le interesaba que a Vives le entregaran discos de oro en medio del concierto? A parte de la gente de Sonolux (a sus directivos) a nadie más. Es una mala costumbre de las casas disqueras que aprovechan el momento para darse vitrina sin importarle el público asistente que está ahí es para escuchar música. Como si fuera poco, se les da también por echar discursos...

El público. Sí, también con puntos negativos. El de Bogotá ha sido el concierto menos caliente (no significa que haya sido frío) de los que van de la gira. Tal vez el mismo lugar, el Polideportivo, haya influido al ser tan abierto. También el frío pudo congelar (hasta cierto punto) los ánimos.

Las quejas. Muchos asistentes al concierto se quejaron porque habían pagado doce mil pesos por la boleta pero desdde donde les tocó presenciar el espectáculo prácticamente no se alcanzaba a ver al show. Se sentían desfraudado porque, al ser el Polideportivo tan grande, la distancia entre la parte de atrás del área de doce mil pesos y el escenario era, igualmente, inmensa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.