Ultimátum a contaminadores de la Autosur

Ultimátum a contaminadores de la Autosur

El color oscuro del río Tunjuelo se tiñe con la sangre que le vierten todos los días 63 establecimientos cárnicos ubicados al frente del frigorífico Guadalupe, en la Autopista Sur.

14 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Incluso, no es raro ver, en sus orillas, cachos y cascos de los semovientes que están en las mesas de los bogotanos y que no alcanzaron a ser procesados y convertidos en concentrado (alimento para animales).

Dichos vertimientos, junto con las emisiones atmosféricas de 67 negocios que no respetan las normas ambientales fueron dados a conocer ayer por la Secretaría de Ambiente del Distrito.

La entidad evaluó 163 establecimientos, ubicados entre la carrera 68 y los límites de Soacha, siguiendo la Autopista Sur. Entre los negocios se encuentran tintorerías, carnicerías, curtiembres y ladrilleras.

Exactamente, el 80 por ciento de los 163 negocios analizados, hasta ayer (130), incurrieron en fallas al vertir residuos o realizar emisiones atmosféricas. Estas últimas están cargadas de monóxido de carbono o bióxido de azufre, gases letales para el hombre.

Los operativos de control arrancaron cuando una estación de monitoreo de aire, ubicada en la zona, captó, en los últimos tres meses, un aumento en la emisión de monóxido de carbono.

Esto desató una evaluación que en un principio pretendía establecer cuáles eran las chimeneas contaminantes de la zona, pero que sirvió para descubrir el citado vertimiento, uno de los factores que está acabando con el río Tunjuelo.

Martha Liliana Perdomo, secretario de Ambiente, advirtió que “los negocios que estén violando las normas ambientales tendrán un mes para adecuarse o de lo contrario serán cerrados”.

Hasta el momento, 33 curtiembres ubicadas en el barrio San Benito han sido clausuradas por sus vertimientos. Pero la cifra total de los negocios cerrados por no cumplir con normas ambientales será revelada próximamente por la Secretaría de Ambiente.

Además de cerrar negocios contaminantes , la entidad estaría clausurando las empresas ilegales del sector, que funcionan camufladas. “En la evaluación realizada –reveló Perdomo– se evidenció la ilegalidad de algunos bogotanos que montan negocios a escondidas en sus casas para no tener que invertir en tratamientos residuales que eviten un daño al ambiente”.

Hoy terminará la evaluación de la Secretaría que empezó el pasado miércoles.

''Los negocios que no adecuen sus vertimientos o emisiones atmosféricas a las normas ambientales serán cerrados en 30 días”.

Martha Liliana Perdomo, secretaria de Ambiente del Distrito

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.