Bases de datos y el sistema de salud

Bases de datos y el sistema de salud

En estos días se han escuchado muchas voces sobre las bases de datos del sistema de salud. Muchos opinan, otros recomiendan, algunos critican y en general, le da a uno la sensación de que poco se analiza lo que realmente existe detrás de este complejo tema. Hacen referencia al senador Jorge Ballesteros, quien hizo un serio y propositivo debate en la Comisión VII del Senado, quien empezó su debate reconociendo los enormes esfuerzos y avances que, sobre el tema de identificación, se han realizado en el campo de la seguridad social.

13 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Desconocer que existen problemas no sería real. Pero desconocer los problemas de identificación que tiene el país, la complejidad del problema y la responsabilidad que en la solución tienen diversas entidades es la mejor forma de descontextualizar la solución. Solo para recordar, aunque algunos quisieran olvidarlo, el referendo se perdió no por que la gente no quisiera, ni estuviera convencida, sino por problemas derivados del censo electoral, que no son más que problemas de identificación.

Al inicio del primer gobierno del presidente Uribe, sabíamos que el mejoramiento de la identificación y la focalización de los subsidios era un proceso que necesitábamos fortalecer y que efectivamente se realizó a partir del año 2002. La primera decisión que se tomó fue la actualización del Sisbén, que no se hacía desde el año 1995, y la cual terminó con la realización de una base única del Sisbén a nivel nacional. Este ejercicio, por su complejidad, tomó cerca de dos o tres años. Vale la pena recordar que actualmente se discute en Planeación Nacional, los mecanismos que permitan actualizar permanentemente este importante sistema de focalización.

Posteriormente se inició, al interior del Ministerio, la construcción de una base de datos única del régimen contributivo. Esta tarea ya se encuentra muy adelantada y ha permitido que el proceso de compensación, que maneja siete billones de pesos al año, sea mucho más preciso y le permite al Ministerio tener mucho más control sobre éste.

Ultimamente hemos trabajado en la base de datos del régimen subsidiado, la cual es, en primera instancia, responsabilidad de los alcaldes. Ellos recogen la información y la envían a los departamentos, entidad que depura la información y la remite, supuestamente ya depurada, al Ministerio. Es allí, en esa base de datos, donde tenemos 7,5 millones de colombianos que todavía tienen problemas de identificación. No es que no existan estas personas. Por ejemplo, en el caso de muchos jóvenes que todavía no tienen la cédula y que tienen su registro civil, éste debía tener 11 dígitos, y muchos de los registros entregados en las regiones tienen ocho dígitos. Esto es diferente, bien diferente, a quienes creen que en el formato actual no caben los 10 u 11 dígitos que según la Registraduría deberían tener.

Simultáneamente a este último proceso, se está implementado la planilla única, avance significativo y trascendental para poder tener sistematizada la totalidad de la información, no solo de salud, sino de protección social (salud, pensiones, riesgos, subsidio familiar, etc.).

El Ministerio sí está exigiendo, para el giro de los recursos que provienen del Fosyga, que se avance en la depuración de la base de datos. No es que se dejen de girar 1,5 ó 1,8 billones de pesos. Lo que se deja de girar es 41 mil millones por mes, recursos que se girarían una vez se termine el proceso de depuración y que podría, como se ha hecho en algunos casos, realizar el giro retroactivo.

Ahora bien. El Ministerio tiene claro que lo que no podemos es poner en riesgo la atención de la población. Es necesario mantener un equilibrio entre la forma de giro y el acceso de la población. Sin embargo, estos requerimientos de identificación que incomodan a algunos son importantes, muy importantes, para el sistema de protección social y en general para el país. Aunque no lo digan abiertamente, existen personas que preferirían, no sé por qué, que no exijamos más en el proceso de identificar, ni que busquemos sistematizar la información. Esto, como ya lo dijimos, es muy importante para un sistema que, como el de protección social, maneja 34 billones de pesos al año, de acuerdo con la clasificación funcional del presupuesto para el 2008. .

El Ministerio tiene claro que lo que no podemos es poner en riesgo la atención de la población”.

problemas de identificación que tiene el país, la complejidad del problema y la responsabilidad que en la solución tienen diversas entidades es la mejor forma de descontextualizar la solución. Solo para recordar, aunque algunos quisieran olvidarlo, el referendo se perdió no por que la gente no quisiera, ni estuviera convencida, sino por problemas derivados del censo electoral, que no son más que problemas de identificación.

Al inicio del primer gobierno del presidente Uribe, sabíamos que el mejoramiento de la identificación y la focalización de los subsidios era un proceso que necesitábamos fortalecer y que efectivamente se realizó a partir del año 2002. La primera decisión que se tomó fue la actualización del Sisbén, que no se hacía desde el año 1995, y la cual terminó con la realización de una base única del Sisbén a nivel nacional. Este ejercicio, por su complejidad, tomó cerca de dos o tres años. Vale la pena recordar que actualmente se discute en Planeación Nacional, los mecanismos que permitan actualizar permanentemente este importante sistema de focalización.

Posteriormente se inició, al interior del Ministerio, la construcción de una base de datos única del régimen contributivo. Esta tarea ya se encuentra muy adelantada y ha permitido que el proceso de compensación, que maneja siete billones de pesos al año, sea mucho más preciso y le permite al Ministerio tener mucho más control sobre éste.

Ultimamente hemos trabajado en la base de datos del régimen subsidiado, la cual es, en primera instancia, responsabilidad de los alcaldes. Ellos recogen la información y la envían a los departamentos, entidad que depura la información y la remite, supuestamente ya depurada, al Ministerio. Es allí, en esa base de datos, donde tenemos 7,5 millones de colombianos que todavía tienen problemas de identificación. No es que no existan estas personas. Por ejemplo, en el caso de muchos jóvenes que todavía no tienen la cédula y que tienen su registro civil, éste debía tener 11 dígitos, y muchos de los registros entregados en las regiones tienen ocho dígitos. Esto es diferente, bien diferente, a quienes creen que en el formato actual no caben los 10 u 11 dígitos que según la Registraduría deberían tener.

Simultáneamente a este último proceso, se está implementado la planilla única, avance significativo y trascendental para poder tener sistematizada la totalidad de la información, no solo de salud, sino de protección social (salud, pensiones, riesgos, subsidio familiar, etc.).

El Ministerio sí está exigiendo, para el giro de los recursos que provienen del Fosyga, que se avance en la depuración de la base de datos. No es que se dejen de girar 1,5 ó 1,8 billones de pesos. Lo que se deja de girar es 41 mil millones por mes, recursos que se girarían una vez se termine el proceso de depuración y que podría, como se ha hecho en algunos casos, realizar el giro retroactivo.

Ahora bien. El Ministerio tiene claro que lo que no podemos es poner en riesgo la atención de la población. Es necesario mantener un equilibrio entre la forma de giro y el acceso de la población. Sin embargo, estos requerimientos de identificación que incomodan a algunos son importantes, muy importantes, para el sistema de protección social y en general para el país. Aunque no lo digan abier

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.