A Uribe le tocó meterse en pelea de ‘la U’

A Uribe le tocó meterse en pelea de ‘la U’

“Carlos, ¿qué es lo que está pasando con estos muchachos. A ellos no los podemos sacar del Partido, son unos buenos congresistas”, le dijo ayer el presidente Álvaro Uribe por teléfono desde Palacio a Carlos García Orjuela, del partido de ‘la U’, al enterarse de su decisión de sancionar a tres de sus mejores, pero rebeldes escuderos: Marta Lucía Ramírez, Gina Parody y Armando Benedetti.

13 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

García, quien fue elegido y se mantiene en la dirección del principal partido uribista con la oposición de los llamados “auténticos”, había hecho saber que descargaría toda su furia contra sus contradictores. Inclusive se llegó a hablar de expulsiones.

El martes en la tarde una avanzada de la línea ortodoxa de ‘la U’ llegó hasta el despacho del Presidente para hacerle saber que, sus muy defendidos amigos, eran los responsables de trastornar la agenda legislativa.

A las 8:30 de la mañana de ayer, Gina Parody y Armando Benedetti acudieron donde Uribe a dar sus descargos. Y estando en esa labor fueron informados de que García y sus amigos, precisamente en ese momento, se reunían para planear su expulsión.

El senador José Name pidió la expulsión de su colega Marta Lucía Ramírez, porque horas antes había criticado que en Atlántico (donde su padre es candidato a la Gobernación) se haya intensificado la compra de votos y el traslado de cédulas.

Y fue ahí, cuando Uribe intervino. El Presidente le pidió a García que se concentraran en asuntos de importancia y no en rencillas.

García, quien ya lleva varios llamados de atención de Uribe, negó que planeara las expulsiones.

Sobre el mediodía de ayer, García anunció que la bancada del partido trasladó las quejas sobre de los ‘disidentes’ al Comité de Etica.

Los senadores Benedetti, Ramírez y Parody acusan a García, entre otras cosas, de haber repartido avales a varios candidatos a las elecciones de octubre, con nexos ilegales.

Inclusive se dijo que Carlos García fue hasta la cárcel La Picota, de Bogotá, a acordar con el ex senador Álvaro García (de Sucre, procesado por el delito de homicidio y vínculo con grupos paramilitares), los nombres de varios candidatos a la Asamblea departamental y a la misma Gobernación.

García dijo que antes de las elecciones se sabrá la suerte de los congresistas que en Palacio llaman los “auténticos uribistas” y por fuera los disidentes. Ellos creen que García puede sarlirse con las suyas.

FUERTES REACCIONES POR DIVISIÓN DENTRO DEL URIBISMO.

MARTA LUCÍA RAMÍREZ: “El partido, después de un año de presidencia del senador García Orjuela, no tiene una posición ideológica sobre nada, no tiene norte ideológico”.

GINA PARODY: “Yo no voy a tener peleas personales ni con García ni con nadie en la política. Que (García) haga propuestas importantes y le quite el aval a quienes están vinculados con la ilegalidad”.

CARLOS GARCÍA: “Ya hay una solicitud formal de ‘la U’ al Co- mité de Ética pidiendo que se les aplique (a los disidentes) la sanción que les corresponde, y las habrá antes de las elecciones”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.