‘Una guerrilla chica pero ruidosa’

‘Una guerrilla chica pero ruidosa’

El Ejército Popular Revolucionario (Epr), la guerrilla que se adjudicó los ataques explosivos en contra de gasoductos de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) en Veracruz y Tlaxcala, en la madrugada del lunes, no es nueva, y los cálculos de analistas no le asignan fuerza suficiente como para desestabilizar, pero sí capacidad de hacer daño.

12 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

En efecto, 10 estados mexicanos se encuentran sin gas y 1.100 empresas registraron ayer el impacto de la voladura, al punto que la fábrica de Volskwagen, la única de la firma alemana en Norteamérica, tendrá que cerrar una semana.

¿De dónde salió este agresivo Epr, en un país donde la guerrilla más conocida, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (Ezln), es famosa como la más pacífica del mundo y sus armas son de tipo conceptual y mediático? Analistas dijeron a EL TIEMPO que el Epr es el resultado del trabajo guerrillero efectuado en México desde los años 60, originalmente en procura de justicia social.

Seguirán atacando “Es una organización de más de 30 años de entrenamiento de carácter civil y militar que nace en Guerrero (sur del país), que tiene una amplia capacidad de articulación de sus planes, de preparación y de entrenamiento”, dice el analista Pedro Isnardo de la Cruz, de la Universidad Nacional Autónoma, y experto en temas de seguridad nacional.

Los ataques, dirigidos al igual que el Eln en Colombia, a la infraestructura estratégica (plantas de producción de hidrocarburos) por el impacto mediático y de operación que pueden provocar, buscan ganarse simpatías en la sociedad civil, ya que se han cuidado de que no haya víctimas, explica Erubiel Tirado, analista de la Universidad Iberoamericana.

Sin embargo, asegura el académico, no lo está logrando, ya que ha afectado directamente a los ciudadanos al interrumpir el servicio de gas.

Ambos analistas pronostican que los ataques no se detendrán, pues, como lo han reconocido las autoridades, “es imposible vigilar” los más de 50 mil kilómetros de ductos de Pemex a lo largo y ancho del país.

El Epr se atribuyó los ataques en un comunicado en el que exige, además, “la presentación con vida” de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, integrantes del grupo que están desaparecidos desde mayo pasado, cuando fueron detenidos por la policía del sureño estado de Oaxaca.

Tirado afirma, asimismo, que el Epr busca evidenciar “la vulnerabilidad y falta de eficacia en la inteligencia del país”, pero “su fortaleza no es tanta”.

“Yo más bien diría que su mérito está en el factor sorpresa, en la falta de mantenimiento de los objetivos estratégicos, en este caso las instalaciones de Pemex, y en la poca organización de los cuerpos policiales mexicanos”, subrayó Tirado.

El prontuario del Ejército Popular Revolucionario.

El Ejército Popular Revolucionario surge de dos movimientos: el Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo y la Liga Comunista 23 de Septiembre.

El grupo hizo su aparición pública en 1996, en Guerrero, sur del país, durante el primer aniversario de la llamada Matanza de Aguas Blancas, en la que paramilitares asesinaron a decenas de opositores al gobierno local.

“Estamos hablando de una organización que busca tejer nuevamente las posturas insurgentes dispersas que existan en el país, para que se articulen en un grupo único”, dice el experto en seguridad nacional Pedro Isnardo de la Cruz.

La zona de influencia de esta guerrilla se mantiene en la sierra de Guerrero y Oaxaca y en menor medida en Chiapas, donde el (Ezln) también tiene presencia.

Aunque no se conoce el número integrantes, muchos de sus miembros formaron parte de los cuerpos de inteligencia del gobierno mexicano. “Por ello están siendo tan efectivos sus ataques, porque conocen las debilidades del Gobierno”, anota De la Cruz.

El Epr se adjudicó hechos similares en julio en centrales de Pemex en los estados de Guanajuato y Querétaro, provocando la interrupción del suministro de gas a miles de empresas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.