Caldera explotó y mató a tres personas

Caldera explotó y mató a tres personas

Ayer a la 7:10 a.m., muchos de los habitantes del barrio Supersiete de la localidad de Kennedy creyeron que había estallado un carro bomba. Pero lo que explotó fue la caldera de una productora de carnes frías ubicada en el sector, en un accidente que le costó la vida a tres operarios de esa fábrica y dejó tres heridos.

08 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Según Mauricio Toro, comandante de Bomberos de Bogotá, la caldera, de casi una tonelada de peso, podría haber estallado por una acumulación de gas o por una falla en alguno de sus componentes, pero advirtió que “eso solo se sabrá cuando la Fiscalía acabe la investigación correspondiente”.

Los muertos fueron identificados como Amparo Gil, Norma Ortiz y José Pico.

Luego de estallar, parte del caldero se convirtió en una especie de misil que despegó del primer piso de la fábrica y atravesó dos paredes de la estructura para sobrevolar una amplia zona residencial, dos concurridas iglesias y un colegio en el que había cerca de 500 niños tomando clases.

Afortunadamente, el artefacto, de aproximadamente dos metros de alto por uno de ancho, ‘aterrizó’ en una de las pocas zonas verdes del sector. A una distancia de 200 metros de donde partió despedido tras la explosión.

La onda explosiva, que afectó a otras diez estructuras cercanas a la salsamentaria, se sintió varias cuadras a la redonda. Y según dijeron los testigos ubicados cerca a al punto de impacto, el choque del artefacto contra el piso hizo vibrar el suelo como un pequeño temblor.

“Fue un milagro que no pasara una tragedia mayor ”, señaló el comandante de la Policía de Bogotá, coronel Rodolfo Palomino.

El alcalde mayor de Bogotá, Luis E. Garzón coincidió al decir que habrían podido ser más lo muertos, y dijo que por suerte los otros empleados de la fábrica no habían llegado aún a trabajar cuando ocurrió la explosión.

El funcionario le pidió a las autoridades empezar una investigación para determinar si se había dejado la caldera encendida durante toda la noche. Y, además, para determinar quién era el responsable de hacer esto, en una zona residencial como la afectada, al sur occidente de la ciudad.

Entre los tres heridos que fueron conducidos a la Clínica de Occidente se encontraba un auxiliar bachiller de la Policía, cuya cara fue afectada por las esquirlas.

200 Los metros que recorrió el caldero desde la fábrica de embutidos hasta el lugar donde chocó con el piso, según dijeron los bomberos de Bogotá.

''Fue un milagro que no ocurriera una tragedia mayor, porque el caldero sobrevoló varias estructuras cercanas llenas de gente”.

Rodolfo Palomino, comandante de la Policía de Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.