Bienvenido el tercer canal de TV

Bienvenido el tercer canal de TV

Naturalmente, están en contra de un tercer canal de televisión quienes desde hace diez años dominan el espectro electromagnético, reciben algo así como el 70 por ciento de la torta publicitaria y, en abierto enfrentamiento por el rating, los dos colosos de la TV privada se han pasado por la faja al televidente para hacer solamente lo que les conviene. Como dueños y señores de los dos canales nacionales, suspenden sin previo aviso algunos programas, los reemplazan o los cambian de horario. Y la CNTV, entidad encargada de hacer cumplir las normas y de defender al televidente, no se da por enterada. Y no hace nada.

08 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Puesto que la TV es el medio de comunicación más penetrante y más influyente y, por eso mismo, es formador, o deformador por excelencia, se esperaba que los dos grandes operadores de TV privada, además de esforzarse en consolidar su negocio, se hubieran preocupado por hacer algunos programas que le sirvieran al pueblo, pobre e ignorante. Esa preocupación no la tuvieron. Y en vez de contribuir a la educación y a la culturización del pueblo colombiano, se dedicaron a idiotizarlo, a anestesiarlo, a punta de telenovelas. En los dos canales, las telenovelas arrancan a las 11 de la mañana, y a las 11 de la noche comienzan las últimas. Si bien es cierto que estos programas significan trabajo para los actores, también es cierto que, buscando rating, reemplazan a menudo a actores profesionales, con años de estudios, de experiencias y de esfuerzos, por modelitos y reinas de belleza que saltan de las pasarelas a los sets de TV para ser protagonistas de telenovela. Por fortuna, algunas aciertan. Pero imagino que para el profesional, que ha pasado una vida estudiando y actuando, debe ser duro golpe verse desplazado de un papel principal por una modelo o por una reina de belleza.

Por otra parte, la concentración publicitaria en cada programa, maravilloso para el programador, es desesperante para el televidente. En los noticieros, por ejemplo, ocupan más tiempo los comerciales que las noticias. Entre grupo y grupo de noticias he contado hasta 20 comerciales.

Y creo que dedican demasiado tiempo a contar intimidades del jet set internacional y a difundir chismes de la farándula. Como gran cosa, los directores de los noticieros les hacen entrevistas interesantes a personajes importantes, pero las transmiten a las 12 de la noche, cuando una mayoría de ciudadanos duermen profundamente o no están dispuestos a pensar en temas serios.

Para escribir esta nota, yo tuve que hacer el esfuerzo de mantenerme de ojo abierto para ver la entrevista de Álvaro García, director de RCN, con el científico Rodolfo Llinás. Me dio lástima comprobar que mientras programas interesantes, como ese, los ven cuatro o cinco desvelados, en tiempo AAA, cuando todo el mundo está despierto, no transmiten en los dos canales privados sino telenovelas, cuyo objetivo principal no es entretener a los colombianos, sino venderlas en otros países a buen precio. Desde luego, es excelente que haya buenos negocios, y es maravilloso que libretistas y actores triunfen en otras latitudes. Pero es lamentable que todo esto ocurra a costa de idiotizar al pueblo colombiano. Y eso nos pasa porque la CNTV, organismo que debe ocuparse del correcto funcionamiento del medio, brilla por su ausencia.

De manera que habrá que quejarse al mono de la pila por las irregularidades y abusos que comete la TV privada. Pues, en este sentido, la CNTV no hace nada. En todo caso, la gran noticia es que todo esto tendrá que cambiar. La ministra de Comunicaciones, María del Rosario Guerra, ya le anunció al país que habrá un tercer canal de TV. Hay cinco aspirantes, lo que quiere decir que existe buen negocio en perspectiva. Además, hay una audiencia ansiosa de ver en tiempo AAA programas variados y distintos.

lns@cable.net.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.