Escuadrones de Carabineros combatirán a bandas emergentes

Escuadrones de Carabineros combatirán a bandas emergentes

Para que no haya fugas de información que frustren las operaciones contra las bandas emergentes (como se conoce a los grupos surgidos tras la desmovilización ‘para’), estas se asignarán directamente a escuadrones de carabineros.

08 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Sus esfuerzos se concentrarán en la captura y judicialización de esos grupos.

La precaución, explicó el director de la Policía, general Óscar Naranjo, se toma tras el reciente desmantelamiento de la ‘Banda de los 40’, de la que hacían parte policías, investigadores del CTI y hasta políticos locales, y que actuaba en varias ciudades de la Costa Atlántica.

La medida fue anunciada por el general Naranjo tras un informe publicado por EL TIEMPO esta semana en el que se establecía la relación entre el aumento de homicidios en capitales como Cúcuta, Valledupar y Santa Marta y los enfrentamientos que se están dando entre las bandas emergentes en esas ciudades.

Señaló que prueba del compromiso con la depuración fue la captura, durante el último mes, de 90 integrantes de la ‘Banda de los 40’, incluidos 18 policías.

“La determinación es atacar a los promotores, integrantes y financiadores de las bandas y, al mismo tiempo, contener y neutralizar los procesos de contaminación interno de la institución”, insistió Naranjo.

A los escuadrones de carabineros se sumarán labores de inteligencia, contrainteligencia y el fortalecimiento de la vigilancia en las capitales.

Naranjo dijo que en los dos últimos meses se venía quebrando la tendencia en el incremento de homicidios con la muerte de 438 delincuentes y las capturas de 1.091, hechas por la Policía, la Armada, el Ejército y el DAS, pero admitió que es necesario reforzar el trabajo.

Alarma en Valledupar Reiteró que las bandas emergentes están al servicio del narcotráfico y que nada tienen que ver con acciones contra el Estado o contrainsurgentes.

Precisamente, el informe de este diario desató un álgido debate en Valledupar, la segunda ciudad del país donde más aumentaron los crímenes entre enero y agosto pasados, comparado con el mismo período del 2006.

Pasaron de 51 a 110.

El propio alcalde, Ciro Pupo Castro, dijo públicamente que “el futuro de esta capital es incierto en materia de seguridad”.

Pupo se declaró impotente para contener la ola de inseguridad, que atribuyó al “difícil control” de las autoridades al proceso de desmovilización del ‘Bloque Norte’ de las Auc.

Reclamó la colaboración de la ciudadanía. Advirtió que si no participa decididamente en las denuncias, las autoridades no van a poder frenar la ola de violencia que los azota.

En Santa Marta la situación no es menos dramática.

Allí se incrementaron los homicidios en 52 casos respecto al período enero-septiembre del 2006.

La Policía reforzó la seguridad y también se intenta involucrar a las comunidades en el reto de combatir a las bandas emergentes.

Cruzada contra el delito callejero El incremento en las tasas de fleteo, atracos callejeros, raponeo y carterazos llevaron a la Policía a diseñar una estrategia para reducir a la delincuencia común.

Se pondrá en marcha en las principales ciudades mediante la reactivación de los frentes de seguridad ciudadana, los sistemas comunitarios de vigilancia y las alarmas comunitarias.

No serán las únicas armas.

También la Policía dispuso de grupos especiales que estudian y conocen el accionar de estos bandidos para combatirlos de manera directa, habrá patrullajes en las calles mucho más visibles y se concentrarán en lugares donde se registran los más altos índices de delincuencia común.

“El problema real en Colombia es que no hay una sola familia, incluida la mía, que no se sienta amenazada por estos delincuentes o que no haya sido objeto de un robo, por eso ponemos en marcha esta cruzada nacional contra la delincuencia común”, dijo el general Óscar Naranjo.

ALCALDES, PREOCUPADOS POR AVANCE DE LAS BANDAS.

''Trabajamos en dos frentes: depuración de la institución y ataque frontal contra la delincuencia. Con esas dos acciones, las bandas emergentes no tienen ningún futuro”.

General Óscar Naranjo, director general de la Policía.

''Es difícil controlar el proceso de desarme, que ha permitido el surgimiento y operación de bandas emergentes. El futuro de esta capital en materia de seguridad es incierto”.

Ciro Pupo Castro, alcalde de Sincelejo.

''Los índices elevados de inseguridad se deben al enfrentamiento entre bandas ilegales. Nos preocupa que en la ciudad se comiencen a armar grupos delincuenciales que busquen el control de la misma”.

José F. Zúñiga, alcalde de Santa Marta

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.