Bajan tensión en Sucre en disputa por ser la capital plena de Bolivia

Bajan tensión en Sucre en disputa por ser la capital plena de Bolivia

La capital histórica de Bolivia, Sucre, vivió ayer un día de relativa calma después de los enfrentamientos de la noche del miércoles por la demanda local de que la Asamblea Constituyente acepte discutir la recuperación de la capitalía plena, una parte de la cual ostenta hoy La Paz.

07 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

El Gobierno y el Comité Interinstitucional de Sucre acordaron enfriar la situación y, tras intercambiar ofertas de diálogo, dejaron para hoy la posibilidad de negociar la petición.

El reclamo sucrense de capitalía se aferra a la noción de que la Constituyente tiene carácter originario y, por ello, crea un nuevo marco de organización para el país, en el que bien la ciudad puede reclamar que La Paz devuelva los poderes Ejecutivo y Legislativo, que fueron trasladados a la actual capital política a principios del siglo pasado.

El Gobierno plantea que cualquier diálogo sobre el tema se realice en Potosí, a dos horas y media de Sucre. Entre tanto, el Comité Interinstitucional evaluaba qué escenarios pueden derivarse de aceptar o rechazar esa reunión.

La tranquilidad en Sucre, de unos 240.000 habitantes, se debió también a que después de los choques, que se extendieron por 12 horas hasta la madrugada de ayer y dejaron unos 75 heridos, entre contusos y afectados por gas lacrimógeno, la ciudad quedó en un virtual paro civil. Las clases fueron suspendidas y parte de los negocios estuvieron cerrados. Incluso, la Constituyente quedó paralizada.

Los disturbios se desataron cuando la Policía repelió, con gases lacrimógenos y balines de goma, el violento intento de cientos de universitarios por tomar el Teatro Gran Mariscal, en el que sesiona la Constituyente.

La ira de estudiantes, apoyados por familiares, fue un desbordamiento civil de los reclamos del Comité, que representa a la ciudad y rechaza la decisión de la Asamblea de no tratar el tema.

Incluso el Gobierno del presidente Evo Morales se opone a que el asunto llegue a nivel Constituyente. La Asamblea debía reunirse para decidir si se va a sesionar a Potosí, para evadir la presión sucrense, pero la maniobra tampoco pudo concretarse.

Interponen tutela Lo que suceda en adelante con la demanda sucrense dependerá de las ofertas del Gobierno, y también de cómo el Comité local maneje la situación de los pobladores.

Los dirigentes del Comité han conseguido que la Corte Superior de Distrito local admita un recurso de amparo contra la decisión de la Asamblea de no tratar el tema.

Esto sucede en momentos en que, después de meses de obstáculos políticos de la oposición y del Gobierno, que demoraron el avance de la redacción del nuevo texto Constitucional para Bolivia, la Asamblea venció sus plazos el pasado 6 de agosto.

Solo al cabo de tensas negociaciones, los diferentes partidos representados en ella acordaron una ampliación de las reuniones hasta diciembre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.