Una embera rompió la tradición indígena para salvar la vida de su hijo

Una embera rompió la tradición indígena para salvar la vida de su hijo

06 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Por amor, Guillermina Dovicama, una indígena embera chamí, de Mistrató (Risaralda), rompió las tradiciones ancestrales de su pueblo y le donó un riñón a su hijo de 8 años, Luis Oliverio, para que sobreviviera a una insuficiencia renal crónica y avanzada.

Por eso debió pedir permiso al gobernador del asentamiento Barrancas, donde vive, para que le practicaran el trasplante.

La decisión fue mal vista por la comunidad embera, porque la donación va en contra de sus creencias y quien se somete a ese procedimiento es repudiado por sus hermanos de raza. Ver más información pag. 1-6

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.