UNA RENUNCIA QUE SINTIÓ FRANCIA

UNA RENUNCIA QUE SINTIÓ FRANCIA

Pocas veces en su historia Francia y Europa han estado tan pendientes de un hombre. O mejor, de la respuesta de un hombre. Un monosílabo: sí o no. Y la respuesta fue no. Jacques Delors, presidente saliente del Consejo Europeo dijo no a la candidatura presidencial francesa, y Francia entera sintió como si el presidente de la República estuviera renunciando.

13 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Y es que de acuerdo a todos los sondeos, Delors ya era presidente cuatro meses antes de las elecciones con diferencias importantes: 56 por ciento a favor contra 48 por ciento para el actual primer ministro Edouard Balladur, y un lejano 36 por ciento para el alcalde de París, Jacques Chirac.

Delors dijo no argumentando que no quería presidir, en caso de victoria, un gobierno y una mayoría que le son contrarias. No quisiera, después de ser elegido, estar obligado a cohabitar con un gobierno que no comparte mis orientaciones (como le sucede hoy al presidente Francois Mitterrand). Yo tendría el sentimiento de haberle mentido a los franceses al haberles propuesto un proyecto para Francia que no podrá ser puesto en práctica con su participación activa (...). En efecto, las decepciones de mañana serían más fuertes que los lamentos de hoy .

Las otras razones para negarse son de orden personal: Delors tiene 69 años, lleva 10 presidiendo el Consejo Europeo y, por lo visto, quiere descansar. También Marie, su mujer, quiere descansar, y además está su hija, Martine Aubrey, que tiene ya formada una carrera política en el socialismo y a la cual Delors no quiere hacer sombra.

En lugar del Elíseo (sede de la presidencia francesa), Delors presidirá una Fundación para Europa, un centro de investigaciones y laboratorio de ideas que va a ser creado muy pronto y en el que se van a dar cita historiadores, filósofos, economistas y científicos de los cuatro rincones de Europa.

Las opciones En Francia, Delors dijo no y el Partido Socialista Francés se despertó de una fría cachetada a la realidad. Primero perdieron por luchas intestinas al llamado candidato natural , que era Michel Rocard, y ahora pierden al que llamaban candidato providencial , Jacques Delors.

Qué les queda? Nadie lo sabe. Barajando nombres aparecen el de Jack Lang, ex ministro de Cultura; o el de Pierre Mouroy, jefe de la Internacional Socialista y ex primer ministro de Francois Mitterrand. Con la negativa de Delors, el PSF está condenado a ir a las elecciones sin esperanzas de ganar, con una participación puramente testimonial, a la espera de poder formar en su actual panorama de cenizas otro líder que resucite a la izquierda francesa.

Delors dijo no y la derecha republicana dio un respiro. Balladur vuelve a ser el primero en la contienda al recuperar la primacía arrebatada, y Jacques Chirac aumenta sus posibilidades aunque desde un incómodo segundo lugar. El problema, para la derecha, es que al verse sin enemigo en el horizonte las candidatas propias pueden multiplicarse, lo que no sería de buen ver.

Si de algo se han enorgullecido siempre los partidos conservadores franceses, Reunión Para la República, RPR, y Unión Democrática Francesa, UDF, es de su razonable unidad y de su capacidad de acuerdo. Algo que por lo visto todos olvidaron ante la posibilidad de ganar las elecciones por primera vez.

Delors dijo no y, en Europa, los conservadores británicos dieron gritos de felicidad. Con Delors a la cabeza de Francia y el canciller Kohl en Alemania, la Unión Europea correría al galope hacia el federalismo que ellos tanto temen y que, ya desde la presidencia de la Comisión Europea, Delors preconizaba y defendía. Sin Delors, en cambio, la balanza europea será más fácil de influenciar desde Gran Bretaña, la cual desea que la Unión sea un proceso lento y más basado en lo económico que en lo social o cultural.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.