‘Cita a ciegas’, un regalo para los sentidos

‘Cita a ciegas’, un regalo para los sentidos

Una historia de desencuentros que recrea las pasiones olvidadas, ese es el tema de uno de los mejores montajes del año en Bogotá.

05 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Si bien la historia atrapa, lo que más cuenta en Cita a ciegas (obra del Teatro Nacional) son las actuaciones. ¡Cómo reconforta ver artistas entregados! De esos que se toman el tiempo para digerir sus personajes, para habitarlos y para hacer que todos vayamos viviendo a través de sus interpretaciones sus angustias y sus alegrías.

Humberto Dorado, Helena Mallarino, Consuelo Luzardo, Diego Trujillo y Natalia Helo (la debutante)… Cada uno asume con seriedad el oficio y hace que cada parlamento, cada sentimiento, por pequeño que pueda parecer, adquiera una dimensión grandilocuente.

Y el público, ese que supuestamente solo está interesado en comedias y stand up comedies, aplaude de pie luego de dos horas y media de representación.

Sin embargo, esto demuestra que cuando las piezas están bien hechas, cuando cuentan historias, son disfrutadas y agradecidas.

Nicolás Montero, el director, aporta los tiempos y las pausas a las que está acostumbrado desde su oficio de actor. Unas cuantas sillas son suficientes para llevarnos al parque, la sala y el consultorio en los que ocurren las diversas escenas. Aquí las emociones son verdaderas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.