En riesgo, 7,5 millones de afiliados a salud subsidiada

En riesgo, 7,5 millones de afiliados a salud subsidiada

Más de 7,5 millones de afiliados al régimen subsidiado de salud están en riesgo de perder sus servicios, debido a problemas de identificación y a que también aparecen listados dos veces en la base de datos que maneja el Fosyga.

05 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Si esa situación no corrige de inmediato, el Gobierno enfrentaría una situación social explosiva, advirtieron ayer miembros de la Comisión VII del Senado en un debate promovido por el congresista uribista Jorge Ballesteros, en el que participó el ministro de la Protección, Diego Palacio.

De los 20,1 millones de personas inscritas en el régimen subsidiado, 12,5 millones están debidamente identificadas en la Base de Datos Única de Afiliados (Bdua) en la cual se sustenta el Fosyga para hacer los giros a los municipios y estos, a su vez, pagarles a las EPS que administran dicho régimen.

Por los restantes 7,5 millones, señaló una fuente del Fosyga, no se les puede girar dinero a las entidades territoriales, ya que las normas que rigen esta operación obligan a que ningún afiliado tenga problemas de identificación o de doble registro.

Según Ballesteros, si se mantiene esa situación hasta el 31 de julio del 2008, los municipios dejarían de recibir, o acumularían cuentas por cobrar al Fosyga, 620.425 millones de pesos, que se sumarían a la no asignación de recursos del Sistema General de Participaciones por 965.105 millones de pesos, para un total de 1,6 billones de pesos.

El Ministro reconoció que existen problemas de identificación y que el Gobierno trabaja en su solución para evitar que se les nieguen servicios a los afiliados al régimen subsidiado de salud.

Para el presidente de Acemi (gremio de las EPS privadas), Juan Manual Díaz-Granados, se requiere un plan de contingencia, en el que participe la Registraduría, que les solucione el problema a los 7,5 millones de afiliados e incluya un compromiso real de crear una base de datos sólida El Gobierno aceptó la propuesta de Ballesteros de un plan de asistencia técnica de emergencia para los municipios, la simplificación del sistema de glosas (rechazos del Fosyga) y conformar una mesa de trabajo integrada por la Superintendencia de Salud, el Ministerio de la Protección Social, el Fosyga, los departamentos y los municipios para la búsqueda de soluciones.

Uno de los problemas de identificación tiene que ver con que los números de las cédulas expedidas desde marzo del 2003 tienen 10 dígitos, pero el formato de la base de datos solo admite ocho dígitos, lo que genera rechazos automáticos de afiliados. Esto acaba de ser corregido por el Fosyga.

Algo similar sucede con el registro civil de los recién nacidos, cuyo número consta de 11 dígitos: 6 corresponden al día, mes y año y los otros cinco a la asignación de la Registraduría. Cuando estos últimos no se incluyen son reemplazados por ceros, lo que lleva a que todos los nacidos el mismo día tengan igual número de identificación, generando rechazos en el sistema.

5’459.242 personas afiliadas al régimen subsidiado de salud tienen problemas de identificación, 1’385.067 aparecen con doble registro y 728.505 también están en el régimen contributivo, razones por las cuales el sistema las rechaza y el Fosyga no les gira los dineros a los municipios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.