Cómo les va a los trabajadores colombianos frente al mundo

Cómo les va a los trabajadores colombianos frente al mundo

Pese a que en el país muchos trabajan más de ocho horas al día, ese mayor tiempo en las oficinas no ha servido para mejorar sustancialmente la productividad de los trabajadores, que entre 1985 y el 2005 avanzaron en ese aspecto tan solo a un ritmo de 0,7 por ciento anual.

05 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

El dato, que fue calculado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), es desalentador si se compara con las naciones de Europa del Este (Polonia, Albania, Eslovenia, etc.) que en el mismo período mejoraron a un promedio anual de 4 por ciento y lejos del 5,7 por ciento de China.

Frente a América Latina, el crecimiento de la productividad colombiana no es tan pequeño, pues el país solo es superado por Chile que en esos 25 años avanzó a un ritmo de 1,6 por ciento anual.

No obstante, José Manuel Salazar-Xirinachs, director del sector de Empleo de la OIT, considera preocupante que en productividad los países de América Latina solo superen a los de África y a los de Medio Oriente.

Agrega que es indispensable mejorar en este aspecto, pues solo así se puede asegurar la expansión del empleo masivo y digno en la región.

Esta es la primera vez que la OIT hace este tipo de mediciones de productividad comparada por regiones y las publicó en su quinto informe anual sobre Indicadores Clave del Mercado de Trabajo.

En ese informe, la productividad también se mide con los dólares generados por trabajador al año. Visto así, los más productivos del mundo son los de Estados Unidos que en el 2006 produjeron 63.885 dólares por persona.

Para América Latina no se calcularon datos desagregados por países, pero se sabe que cada trabajador de la región pasó de producir 17.652 dólares en 1996 a 18.908 el año pasado, lo que, según Salazar, “no es alto para una década”.

Mientras tanto, los países de Asia del Este pasaron en los últimos diez años de 6.312 dólares producidos por persona a 12.500 dólares. “Aunque siguen debajo de Latinoamérica, arrancaron con una base menor y duplicaron su productividad en una década, a ese paso en diez años más van a superar a la región”, insistió el experto de la OIT.

Según el informe, el lento crecimiento de la productividad latinoamericana se refleja también en el incremento del trabajo vulnerable (informales o que trabajan por cuenta propia), que pasó de ser 31,2 por ciento en 1996 a 32,7 en el 2006.

Es más, el organismo internacional sostiene que Colombia y Perú son los dos países de la región con menores reducciones del empleo vulnerable.

Adicionalmente, Colombia y Nicaragua tienen más del 50 por ciento de sus asalariados empleados por micro o pequeñas empresas y como muchas de esas compañías son informales, eso se presta para que hayan empleos de mala calidad.

Otro tema que destaca el informe con respecto a Colombia es lo que tiene que ver con el cambio de metodología aplicado por el Dane para medir el desempleo.

Según la OIT los cambios (que también se hicieron en Azerbaiyán, Eslovenia, España y Etiopía) pueden llevar a análisis erróneos. “La tasa de desempleo en Colombia quizás ha mejorado, pero no hay forma de determinar las tasas exactas desde cuando se hizo el cambio”.

hacen más con menos.

Según la OIT los estadounidenses son más productivos porque pasan más tiempo en la oficina que sus colegas de Europa y la mayoría de otras naciones industrializadas. Cada trabajador gringo laboró un promedio de 1.804 horas en el 2006, frente a 1.407,1 horas de un trabajador noruego y las 1.564,4 de los franceses.

Esos promedios empalidecen sin embargo si se les compara con las horas trabajadas anualmente por cada trabajador en Asia, donde siete economías –Corea del Sur, Bangladesh, Sri Lanka, Hong Kong, China, Malasia y Tailandia– superaron el promedio de 2.200 horas per cápita. Pero esos países tuvieron bajas tasas de productividad, debido a que no cuentan con la misma tecnología de las naciones ricas, ni sus empresas son tan competitivias.

50 %.

al menos de los trabajadores asalariados de Colombia son empleados por micro o pequeñas empresas.

1.500.

millones de trabajadores en el mundo tienen un empleo vulnerable. La mayoría de ellos vive en África y Asia.

Educación y tecnología, los obstáculos de la productividad del país.

A fallas en los programas de capacitación laboral, poca innovación y desarrollo tecnológico atribuyen los expertos el lento crecimiento de la productividad de Colombia.

Alejandro Gaviria, decano de Economía de la Universidad de los Andes, opina que hay una serie de razones que siempre se atribuyen a este problema y que tienen que ver con las políticas públicas, que van desde la educación hasta la tecnología.

Considera que es necesario mirar lo que están haciendo otros países para poder avanzar en productividad.

“El ‘Sena’ de Corea es un buen ejemplo de lo que se debe hacer, es un enorme centro de capacitación con tecnología de punta y aquí lo que les enseñan es a hacer hojas de vida”, anota Gaviria.

Algo similar piensa Jorge Iván González, del Centro de Investigación para el Desarrollo de la Universidad Nacional. En su concepto, la productividad no mejora porque la inversión tecnológica del sector industrial ha sido débil.

Para González, los sectores que están avanzando más en innovación son el comercio y el financiero, pero se requiere que la industria también lo haga.

“La revaluación del peso no ha sido aprovechada para traer la tecnología y la maquinaria que se necesita, su principal uso ha sido el de importar más bienes de consumo. En otras palabras, que a uno le salen más baratas las compras de San Andresito”, dice González.

No obstante, Gaviria destaca el hecho de que la productividad de Colombia se de las más altas en América Latina y cree que es probable que haya mejorado a raíz de la crisis que experimentó el país a principios de esta década, pues por culpa de esta situación se despidieron muchas personas y las empresas aprendieron a producir igual o más con menos trabajadores.

JÓVENES, LOS MÁS GOLPEADOS.

Paralelo al lanzamiento de su estudio sobre la situación laboral en todo el mundo, la OIT presentó un informe sobre el panorama del trabajo para los jóvenes en América Latina y el Caribe. De 106 millones de jóvenes, 10 millones están desempleados, lo cual equivale a 16 por ciento de la fuerza laboral entre 15 y 24 años, mientras que en Colombia el desempleo para menores de 24 años supera el 20 por ciento. Según el informe sobre ‘Trabajo decente y juventud en América Latina’ presentado ayer, el desempleo para jóvenes en la región triplica el desempleo en adultos. Adicionalmente, unos 30 millones de jóvenes están empleados en la economía informal, y unos 22 millones de jóvenes no estudian ni trabajan.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.