Relato sobre una mujer maldita por su belleza

Relato sobre una mujer maldita por su belleza

Marcelo Birmajer podría poner un apartamento en Colombia. En el 2007 ha visitado nuestro país cuatro veces. Más allá de un repentino amor por estas tierras, Birmajer ha estado aquí por asuntos literarios. El Hay Festival, de Cartagena, y el IV Congreso de la Lengua se cuentan entre los motivos más obvios.

01 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Esta semana vino a Bogotá para el lanzamiento de su libro Historia de una mujer, en el marco de la jornadas del ‘Elogio de la lectura’.

El título de su novela no permite engaños. “Se explica por sí mismo”, dice Birmajer. “Como había escrito Historias de hombres casados quería algo igual de claro”.

Isabel es la protagonista de su relato. Una mujer bella, desesperadamente hermosa, dueña de una sensualidad maldita. “El libro –agrega el autor argentino– es una larga reflexión sobre la maldición de la belleza. Hace unos años, me llamaron del diario La Nación, de mi país, para preguntarme por Marilyn Monroe, con motivo de los 40 años de su fallecimiento. Les dije que las mujeres bellas, como los países petroleros, no pueden hacer que su voluntad tenga tanta importancia como los dones con que nacieron”.

Para Birmajer la belleza combinada con la inteligencia es un asunto peliagudo y sentencia con dureza: “La condición humana no está preparada para recibir grandes dones sin esfuerzo”.

Entre los autores de la nueva generación de escritores latinoamericanos, este es uno de los que más ha explorado las relaciones de pareja y su cotidianidad.

Se siente seguro al tocar el tema, por ejemplo al hablar de Isabel y su problema para establecer relaciones normales. Al respecto dice: “Las bellas solo pueden ser miradas con los ojos del deseo.

“La belleza perfecta es muy inquietante y una pareja necesita de cotidianidad, momentos sin tensión y espontaneidad”, afirma y luego se despacha con un ejemplo. “Tú puedes adornar tu cocina con una reproducción de la Gioconda, pero no con la obra original, esa se queda en el Louvre.

Isabel es la Gioconda”, concluye.

Su novela es un trago amargo y una pintura inteligente de la fragilidad que se oculta detrás de un rostro y un cuerpo hermosos.

‘‘No creo que las relaciones de pareja tengan que ver con el amor y la cortesía, tienen que ver con el poder”.

Marcelo Birmajer, escritor argentino

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.