Jóvenes con conciencia verde

Jóvenes con conciencia verde

Juan Carlos Vanegas conoce a la pe rfección todos los atractivos naturales de su localidad. Sabe que el 80 por ciento de Usme es rural, que cuenta con 52 quebradas que aún se pueden r ecuperar y con el páramo más grande del mundo.

01 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Él no ha ido a la universidad, ni tampoco ha leído grandes enciclopedias, de hecho es el más pequeño de sus amigos (tiene 15 años), pero los recorridos ecológico s que realiza de manera constante con la organización Escuela Viva le han servido para conocer a Usme.

Juan Carlos forma parte de un grupo de 50 jóvenes de esta localidad que dedican sus fines de semana a caminar la zona. Al programa le llaman ‘ecorrecorridos’, y con ellos buscan concientizar a estudiantes de colegio sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente.

En total han realizado 80 caminatas en las que han participado 5 mil jóvenes sin ningún costo. Solo piden un refrigerio o un almuerzo para los guías, si el recorrido es de un día completo.

Sin embargo, su compromiso con el medio ambiente no se queda solo ahí. A través del papel reciclado, el cartón y los desechos, p roducen papel artesanal y bolsas de r egalo. Lo hacen en uno de los seis grupos t emáticos conocidos como escuelas, con los cuales fomentan el trabajo en equipo y el liderazgo.

E n la escuela de investigación, por ejemplo, indagan sobre diferentes tipos de aves, insectos y hongos, para conocer sus capacidades taxonómicas y formas de reproducción. Su propósito es conformar un insectario, un herbario y una micoteca que harán parte de la biblioteca pública de la Marichuela. Aprenden y enseñan Otra de las escuelas es la de ajedrez. En ella, los sábados, de 9 a 12 del día, tratan de estimular el cerebro y la creatividad. Y en la escuela de comunicación, la capacidad de expresión. Por eso, elaboran boletines y murales sobre las actividades de la asociación.

Los jóvenes, que tienen edades entre los 12 y 25 años, cuentan que Escuela Viva es más que un espacio de formación, es un concepto de transformación, pues muchos jóvenes de Usme se encuentran influenciados por la drogadicción y los grupos al margen de la ley.

“La idea es crearles nuevos imaginarios a los chicos. Ayudarlos a formular proyectos que permitan mitigar las problemáticas sociales y ambientales”, explica Milton Andrés García, coordinador general de Escuela Viva.

Precisamente por toda esa labor, estos muchachos recibieron el primer puesto en la décima versión del ‘Premio Cívico por una Bogotá Mejor,’ que busca reconocer iniciativas comunitarias. El galardón fue entregado por la Dirección de Responsabilidad Social de EL TIEMPO y las fundaciones Corona, Plan y Colombia Presente.

*PROYECTO DE COMUNICACIÓN PARA JÓVENES DE LA DIRECCIÓN DE RESPONSABILIDAD SOCIAL Y LAS FUNDACIONES PLAN Y RAFAEL POMBO.

- Ganadores del Premio Cívico Primer lugar, 13 millones de pesos: Escuela Viva, por una Colombia posible.

Segundo lugar, 11 millones de pesos: Asociación Biblioteca Comunitaria Juan Pablo II.

Tercer lugar, 9 millones de pesos: Asociación de Productos Rurales de Sumapaz.

Cuarto lugar: Asociación de Copropietarios del Centro Urbano Antonio Nariño, Asocuan.

Premio Especial 10 años, 5 millones de pesos: Fundación Recreodeportiva y Cultural Siglo XXI, Funrec

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.