OPINIÓN POLÍTICA ¡No a otra reelección! ¡Sí a la competencia!

OPINIÓN POLÍTICA ¡No a otra reelección! ¡Sí a la competencia!

En esta época de camisetas y campañas, el lema de la mía sería: “No a la reelección”. Pero mucho más importante que las camisetas son las ideas y su argumentación. Y una de estas sería que el país no puede seguir pensando en reelecciones.

01 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

No creo que la reelección hubiera sido positiva para el país y sí que otra reelección del presidente Uribe sería absolutamente funesta. Terminaría de destrozar las instituciones colombianas que, mal que bien, han sido la gran fortaleza de este país. Estoy convencido de la urgencia de una reforma constitucional que vuelva a cerrar la posibilidad de la reelección presidencial inmediata.

La reelección bloquea la política y estimula el caudillismo. Es lo que estamos presenciando. Cuando se habla con las gentes de precandidatos presidenciales, nadie quiere opinar porque no creen que exista alternativa diferente para enfrentar al Polo Democrático que la del presidente Uribe, en razón de su apabullante popularidad. Lo único que se dice es que el Presidente no tiene “sucesor”.

Puedo ser muy ingenuo –a pesar de haber entrado ya en la tercera edad–, pero en vez de buscar la reelección de un presidente “indispensable”, los votantes deben aglutinarse alrededor de ideas y programas. Y darles continuidad en el tiempo. Hasta donde tengo conocimiento, en las democracias ese papel lo tienen que jugar los partidos políticos. Y, fíjense ustedes que en Colombia los partidos, que venían mal, colapsaron en estos últimos cinco años.

El Partido Conservador está engolosinado con el poder, lo mismo que las facciones liberales que se autodenominan partidos, Cambio Radical y la U. Y según la revista Semana, si el ex presidente Gaviria como jefe del Partido Liberal se opone a algunas de las acciones del Gobierno, “pierde puntos”.

Cuando lo lógico es que el debate y la polémica política tengan un lugar bajo el sol, que el público asuma posiciones y apoye unas u otras ideas y candidatos potenciales. Ese es el juego político, aquello que permite que la democracia funcione y que los países avancen o retrocedan.

Colombia tiene que mirar hacia adelante y definir un rumbo. En el mundo y en el país “están pasando cosas” y por estar embelesados en la discusión de la parroquia no nos damos cuenta. Aquí, por ejemplo, nos sorprendimos el fin de semana anterior al leer la crónica de Plinio Mendoza en Lecturas Fin de Semana, en la cual sostuvo que las Farc están concentrando “su artillería en el campo de la guerra política”. Y, de otra parte, no atendemos las oportunidades que el mundo globalizado está abriendo para un país como Colombia. Estamos, para resumir, en “muy poco”: simplemente nos dejamos llevar por la inercia de los acontecimientos.

No hay supuestamente un sucesor del presidente Uribe, porque la reelección y la absurda posibilidad de una segunda reelección mutilan el juego político.

En mi opinión, el Presidente debe salir por la televisión y en una intervención de cinco minutos hacer total claridad con respecto a su no disposición a apoyar un cambio constitucional para una nueva reelección. No basta con que lo comente en privado o que diga que “rechaza la reelección in-límine”.

Eso renovaría el juego. Se me dirá que está muy temprano para ello. Pero mientras exista la más mínima expectativa de otra reelección, ningún pato se lanzará al agua. Cuando se requiere precisamente lo contrario. Que quien quiera lanzarse a la carrera presidencial, lo haga. Bienvenida la competencia política. Entre más pronto mejor. Porque es visible que la oposición, la del Polo, está sola en el campo, sin equipo contrario, ganando puntos.

Es saludable, entonces, que el debate comience y que los bandos se vayan alineando. En Colombia hay muchos individuos, hombres y mujeres, que, gústenos o no, pueden aspirar a la Presidencia de la República. Incluyendo al Ministro de Agricultura, que hartas ganas tiene y que debería hacer política afuera y no adentro del Gobierno

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.