‘Hay que pensar como los niños’

‘Hay que pensar como los niños’

No desestimar la habilidad que tienen los niños para entender a otros de su misma edad y vivir, lo más honestamente posible, las aventuras de la forma como las enfrentarían ellos, puede ser una de las fórmulas para hacer una televisión que les guste tanto a los papás como a los adolescentes.

01 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Eso es lo que dice James Johnson, productor y director canadiense de siete series, incluyendo el popular programa, This is Daniel Cook, transmitido en 72 países.

Johnson participa como conferencista invitado a la ‘VI muestra y conferencia internacional, Televisión de calidad 2007’, que se lleva a cabo en la Universidad Externado de Colombia, en Bogotá, desde el pasado jueves, e irá hasta mañana.

Se trata de una reunión que las productoras y directoras de cine y televisión, Adelaida Trujillo y Patricia Castaño, organizaron en Colombia desde 1999, con el objetivo de analizar la calidad de la programación infantil que se le ofrece a los niños en el país.

“Desde que comenzamos, quisimos traer a Colombia algunos de los mejores programas infantiles que hay en todo el mundo para mostrarles a nuestros productores, realizadores independientes y comisionados, cuál es la televisión que funciona para teorizar sobre eso”, dice Castaño.

A partir de entonces prepararon conferencias e invitaron talleristas que dieran ideas y mostraran sus propios productos.

En este encuentro participan entidades como Citurna producciones de Colombia; la Comisión Nacional de Televisión, el Consejo Nacional de Televisión de Chile; Canal Futura de Brasil, la Fundación Prix Jeunesse de Alemania, entre otras tantas.

Para James Johnson, lo importante es hacer programas que conecten a los niños con su imaginación para que se sientan identificados. “Los dibujos animados son interesantes y valiosos, pero no les permiten a los niños verse reflejados en situaciones reales. Y eso es lo que hago en This is Daniel Cook. Cuando mis niños están en una pirámide en México y ven a una iguana corriendo, se les quita totalmente la atención de la pirámide, entonces nos vamos detrás de la iguana para perseguirla porque eso es lo que haría cualquier niño. Todo está en la capacidad de contar historias”, dice.

Y así como hay interés por este tipo de programas infantiles, Jan Willem Bult, conferencista de Holanda, asegura que los programas de deportes, específicamente de fútbol, son una herramienta que genera diálogo entre los jóvenes de diferentes culturas.

El problema, según Castaño, es que en Colombia todavía no existen opciones de programas para niños. “Yo creo que toda la televisión educa, pero hay que establecer unas normas mínimas para lograr autocontrol de los productores de los canales en cuanto a contenido y calidad”.

¿Y cuál es la fórmula?, no se sabe, pero Patricia Edgar, Presidenta del World Summit on Media for Children Foundation, pionera en el desarrollo de la televisión infantil australiana por más de dos décadas, asegura que lo ideal es contar historias dirigidas a los niños que las vean. “Nosotros les contamos historias australianas a niños australianos y eso ha funcionado”.

.

Los dibujos animados son interesantes y valiosos, pero no les permiten a los niños verse reflejados en situaciones reales.

James Johnson, director del programa canadiense ‘This is Daniel Cook’.

(...) hay que establecer normas mínimas para lograr un autocontrol de los productores en cuanto a contenido y calidad”.

Patricia Castaño, directora de cine y televisisón. Creadora de los seminarios.

PROPUESTA COLOMBIANA EN EL SEMINARIO .

Fernando Riaño, director independiente de la productora Tinnit, fue invitado por Patricia Castaño para que presentara una propuesta de animación en 3D mezclada con marionetas. “Se trata de la primera serie animada en 3D sobre ciencia y tecnología que se hace en asocio con Colciencias”, dice Riaño.

Se llama ‘Los Pepa, una familia genial’. “Es la interacción de dos personajes reales dentro de un ambiente animado, tipo cartoon”, explica el productor.

Los protagonistas son Marco, experto en robótica y realidad virtual y sus dos hijos que en este caso son muñecos: Rita y Tito. La idea es llevarla al extranjero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.