LA CAF PRESTÓ 2.150 MILLONES DE DÓLARES

LA CAF PRESTÓ 2.150 MILLONES DE DÓLARES

La Corporación Andina de Fomento (CAF), brazo financiero del Pacto Andino, culminó su gestión de 1994 con créditos por 2.150 millones de dólares destinados a financiar el desarrollo sostenible en sus cinco países miembro, anunció ayer en Caracas su presidente, Enrique García.

13 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, la CAF cuenta además entre sus accionistas a México, Chile, Trinidad y Tobago y 22 bancos privados de la región andina.

García precisó que la cartera a largo plazo de la institución incrementó 54 por ciento, para ubicarse en 1.216 millones de dólares, y la total 25 por ciento, lo que evidencia el rol cada vez más importante de la CAF como fuente de financiamiento en la región y su capacidad de respuesta a la demanda de financiamiento productivo no especulativo .

Según el informe anual, de los 2.150 millones de dólares aprobados, 1.445 millones se dirigieron al sector privado, lo que representa 67 por ciento del total y un incremento de 22 por ciento respecto a la asignación del año pasado.

En 1992, la CAF aprobó operaciones por 1.769 millones de dólares y en 1993 por 2.096 millones.

Colombia, el 18,5% En cuanto a la distribución de la cartera de préstamos, Perú recibió la mayor parte, con 34,9 por ciento, seguido de Ecuador, 21,7, Colombia, 18,5, Bolivia, 11,5 y Venezuela 9,8 por ciento.

En todos esos países, el sector privado capitalizó entre 57 y 80 por ciento de las aprobaciones, a excepción de Colombia, donde fue del 100 por ciento.

García destacó como sumamente alentadores estos resultados operativos y consideró que el reto para el próximo será consolidar el apoyo que la institución brinda al sector privado para su desarrollo.

Este año, además de los créditos, la CAF impulsó actividades públicas complementarias de la inversión privada, en beneficio del sector empresarial, entre ellas programas de apoyo a los gobiernos para adecuar y modernizar su infraestructura productiva, especialmente en vialidad, energía y telecomunicaciones.

Igualmente, dio soporte a procesos de privatización, reforma de sistemas de previsión social, modernización del Estado, desarrollo del capital humano y de la infraestructura de carácter social, además de apoyos al mercado de capital y financiero de sus países miembro.

En su rol de intermediador financiero, la CAF otorgó créditos a los Bancos de la Unión y Santa Cruz en Bolivia, Wiese y de Crédito en Perú y Corficolombiana y el Instituto de Fomento Industrial en Colombia.

En una modalidad de otorgamiento de recursos con garantías limitadas y sus variantes BOT (Build, Operate and Transfer), y BOO (Build, Operate and Own) y similares, la institución aprobó operaciones para las empresas Pisa de Colombia y Maxus de Bolivia.

Agrega el balance que este año la CAF también desarrolló planes de acción de infraestructura física e integración de los países, especialmente a nivel fronterizo, con programas viales en Ecuador, Perú y Bolivia.

Contra la pobreza En el combate de la pobreza rural y ayuda a las comunidades indígenas, la CAF colaboró con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) administrando y supervisando once préstamos y dos donaciones, cuatro préstamos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y una donación del gobierno de Holanda por 134 millones de dólares.

En medio ambiente aprobó su primer proyecto, destinado a desarrollo ambiental y saneamiento del lago de Maracaibo en Venezuela.

En sus actividades de banca de inversión expandió su participación accionaria en varias empresas como BHN Multibanco de Bolivia, Proyectos de Infraestructura S.A. de Colombia, AFP Horizonte de Perú y Sistema Electrónico de Transacciones C.A. de Venezuela).

En los últimos doce meses, la CAF captó recursos a tasas muy competitivas y colocó más de 500 millones de dólares en títulos valores, destacando una emisión de bonos en los mercados de Japón y del sudeste asiático y la colocación de papeles comerciales en la plaza estadounidense (USCP), establece el informe presentado por García.

Por la calidad de su desempeño financiero, en estricto cumplimiento de sus obligaciones y la garantía de adecuados parámetros de protección a los inversionistas, le fueron ratificados los investmente grades otorgados con anterioridad por las firmas Standard and Poor s, Moody s e IBCA , concluye el informe.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.