PC incautado a Lozada reveló lista de atentados de las Farc

PC incautado a Lozada reveló lista de atentados de las Farc

En las cinco semanas que mantuvieron en secreto la incautación del computador del jefe guerrillero Carlos Antonio Lozada, las Fuerzas Militares se dedicaron a reforzar la seguridad de al menos una decena de personalidades que aparecen mencionadas en varios archivos como ‘objetivos’ de las Farc.

30 de agosto 2007 , 12:00 a.m.

La operación de mediados de julio pasado en Uribe (Meta) –en la que murió ‘Cristóbal’, jefe del PC3 en Bogotá, y habría salido herido Lozada, como lo informó ayer EL TIEMPO– permitió obtener información sobre los planes de la guerrilla para realizar atentados en cinco ciudades del país antes de las elecciones de octubre.

El nombre del ex ministro Fernando Londoño Hoyos es uno de los que aparecen en una lista de personas a las que las Farc ordenan “ajusticiar”. “(...) Luego de su paso por el Ministerio del Interior dio a conocer sus verdaderos intereses y se convirtió en un enemigo abierto del pueblo y de las diferentes organizaciones populares y en especial de su ejército Farc-EP”, dice uno de los archivos.

En el computador había información detallada sobre los movimientos del ex ministro, el número de escoltas y supuestos puntos vulnerables de su esquema de seguridad.

La respuesta de Londoño Hoyos, que él plasmó en la columna que aparece hoy en EL TIEMPO, es seguir adelante con sus actividades. Anunció que no se irá del país y que no dejará de expresar públicamente sus puntos de vista.

El comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla De León, confirmó ayer que, además de Londoño, “en la lista figuran personas del más alto nivel del Gobierno (tres de ellos son ministros), la industria y dirigentes políticos”: “A cada uno de ellos se les informó personalmente y se dispusieron medidas para su seguridad”.

Detalles del operativo Este diario conoció más detalles del combate que permitió incautar el computador de Lozada.

Una fuente militar señaló que “los guerrilleros fueron literalmente sorprendidos”, pues las tropas de la Fudra llegaron antes del medio día del miércoles 18 de julio al campamento de Lozada, justo cuando los guerrilleros se alistaban para almorzar.

El campamento, ubicado al oriente de la inspección de La Julia, en Uribe (Meta), a orillas del río Guayabero, albergaba a unas 30 personas. Ese fue el número de fusiles que quedaron abandonados.

También había 4 cambuches especiales para los jefes, que ocupaban Lozada, ‘Cristóbal’ y dos subversivos más de importancia que los militares aún no han identificado.

Las guerrilleras, según confirmó otra fuente, estaban en pleno baño. Por eso, luego de la huida, vagaron durante 15 días casi sin ropa, hasta que llegaron a otro campamento.

En el grupo en fuga, agregó la misma fuente, estaba en regulares condiciones Lozada, quien recibió un disparo a la altura de la cintura y que se salvó gracias al chaleco ortopédico que usa por sus problemas en la columna. El guerrillero, según inteligencia militar, está en recuperación.

Incomunicación entre frentes Uno de los logros que consiguió la Fudra con la incautación del computador de Carlos Antonio Lozada fue poner en evidencia el sistema actual de comunicaciones del bloque Oriental de las Farc.

Los 22 frentes cambian regularmente los códigos de comunicación, que también utiliza el secretariado. En el PC de Lozada estaban las claves para emitir mensajes a nivel de guerrillas (un grupo de 10 hombres), frentes, columnas móviles y bloques.

Fuentes militares señalan que en este momento todavía hay muchas estructuras incomunicadas y restablecer los códigos les llevará un tiempo.

''Debo confesar que, obligado por las Farc y no por los ascetas que con tanta insistencia lo recomiendan, he tenido que hacer el ejercicio de presenciar mi propia muerte”.

El ex ministro Fernando Londoño Hoyos al hablar sobre las intenciones de las Farc.

‘CHUZADAS’ EVITARON ATENTADO EN BOGOTÁ: EX DIRECTOR DE INTELIGENCIA El último capítulo en el Congreso sobre el escándalo de las ‘chuzadas’ ilegales terminó ayer con una sorpresiva revelación del ex director de Inteligencia de la Policía: las Farc planeaban un atentado a gran escala en el centro de Bogotá.

Según el ex oficial, se trataba de un ataque a la plaza de toros La Santamaría a comienzos del 2005, en una corrida a la que asistieron centenares de personas, entre ellas, personajes de la política como el senador Germán Vargas Lleras.

Eso fue lo que contó el general (r) Guillermo Chávez en una sesión reservada de la Comisión Primera de Senado, como demostración de que el barrido que hacen los organismos de inteligencia del espectro electromagnético es efectivo para prevenir atentados.

Según el oficial –uno de los 12 generales de la Policía que salieron tras ese escándalo–, las interceptaciones permitieron la captura de seis miembros de la ‘Teófilo Forero’ que estaban a cargo del ataque.

Vargas reaccionó indignado y le reclamó a Chávez por qué nunca recibió información sobre ese plan, en el que, según el ex oficial, la guerrilla pensaba utilizar 400 kilos de explosivos.

El general (r) dijo que el atentado no era sólo contra el jefe de Cambio Radical, pero aún así, Vargas le ripostó que por qué entonces solo había llevado a la sesión, como prueba, una foto en la plaza en la que aparecían él, un hermano y un amigo, encerrados en tres círculos.

Chávez le respondió que tenía en su archivo otras fotos de varias personalidades, pero el senador no quedó conforme con esa explicación. Según Vargas, si le hubieran informado de ese plan, él habría extremado sus medidas de seguridad y evitado el atentado que en el segundo semestre del 2005 casi le cuesta la vida.

Fuentes de la Fiscalía explicaron ayer que por esa época se hicieron seguimientos a un hombre conocido como ‘Agujas’, implicado en el atentado a El Nogal, quien tenía fotos de más personalidades.Sin embargo, advirtieron que desconocían del plan contra la Plaza o contra Lleras.

Al margen de este episodio, el general Jorge Daniel Castro, ex director de la Policía, dijo que jamás recibió una orden del presidente Uribe o del ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, de interceptar las comunicaciones de la oposición, periodistas y paramilitares desmovilizados.

Chávez dijo que el procedimiento de hacer barridos tiene sustento en la Constitución y añadió que él jamás dijo que había recibido órdenes superiores para interceptar.

La oposición no quedó contenta con esta última respuesta y el senador Héctor Helí Rojas dijo que con este proceder los ciudadanos podían sentirse “empelotos ante un ‘Gran Hermano’ que lo espía todo”.

Santos desestimó el comentario y dijo que después de 40 horas de debate sobre un mismo tema se llegó a un mismo punto: que el Gobierno jamás autorizó estas interceptaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.