RELACIONES PELIGROSAS CON EL SÉPTIMO ARTE

RELACIONES PELIGROSAS CON EL SÉPTIMO ARTE

Llegó a La Habana pisando pasito . Es de esos tipos que poco o nada tienen que ver con la popularidad, y por eso intentó camuflarse entre la gran masa de un festival que lo invitó, lo desnudó y lo puso en la picota de una estelaridad que parece nunca buscó.

09 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Stephen Frears, tal vez el nombre que más se repite en Colombia cuando se habla del Nuevo cine británico , no es otro que un blanquísimo cuarentón londinense, de esos de ritmo pausado, pinta descomplicada y cabello corto y desarreglado, quien, por esas cosas de la sangre sajona, apenas esboza algunas palabras a la hora de contar sus historias cinematográficas, que hoy día ya son muchas.

Se trata sin duda de uno de los directores ingleses con más cartel en la actualidad. Su filmografía se remite a 1971, cuando rodó su primer y muy poco conocido largometraje, Gumshoe.

Después vino un extenso salto hacia la fama con Ropa limpia, negocios sucios, realizada en 1985, pasando por dos producciones poco menos conocidas: Boodykids de 1979 y La ejecución de 1984.

Cuatro años más adelante, en 1989, se consagró en el mundo del celuloide con el super éxito Relaciones peligrosas y en 1992 alcanzó las estrellas de Hollywood con la comedia Héroe por accidente.

Ahora, tras su retorno a la Gran Bretaña, mostró en este Festival de Cine de La Habana su último filme, Café irlandés, una producción de la BBC de Londres que cuenta la historia de una típica familia proletaria de los suburbios de Dublín, la cual resulltó muy bien comentada en este certamen.

Pues bien, ese escurridizo realizador que ha tenido a su servicio y frente a sus cámaras a figuras como Glenn Close, Dustin Hoffman, Anjelica Huston, Daniel Day Lewis, Geena Davis, John Malcovich, Michelle Pfeiffer, Andy Garcia y Uma Thurman entre otras, comenzó esta entrevista, casi como era de esperar por esa distante actitud sajona, con un: No voy a decir grandes cosas, sólo lo necesario .

Usted llegó a Hollywood, lo abrazó, lo conquistó y ahora vuelve con Café Irlandés, una producción de corte casero , por qué? Cuando comencé esta cinta nunca me imaginé que fuera más personal que mis anteriores, sin embargo, todos me dicen has vuelto . La verdad no creo que haya abandonado ninguna de las dos posibilidades.

Siginficó mucho haber empezado junto a directores como Lindsay Anderson y Karel Reisz? Fue mi gran escuela. Ellos eran estupendos contadores de historias. Sobre todo Anderson sabía escribir muy bien para cine.

Qué otros directores lo influyeron? John Huston y Howard Hudges.

Ropa limpia, negocios sucios, Prick up your ears y Sammy and Rosie get laid podría decirse que son una trilogía de la sociedad británica actual? Sí. Tienen mucho que ver la una con la otra, aun cuando no fueron concebidas para eso. Creo que hacen parte del conocimiento innato que tengo de mi ciudad. Por otra parte, la primera la amo mucho porque me dio para hacer las otras dos, las cuales, a su vez, me recuerdan al guionista Hanif Kureishi, quien fue la persona que me enseñó a hablar de política y a entenderla.

Qué tipo de historias lo motivan para llevarlas al cine? Es muy simple, las que me gusten. No tengo que examinar mi conciencia.

Después de hacer cine con bajo presupuesto, cómo llegó a hacer Relaciones Peligrosas, que contó con un reparto tan famoso.

Fue un gran salto. Siempre estuve temoroso, pero cuando empecé a hablar de ello fue John Malcovich quien me pidió el papel principal, ya que antes lo había hecho en teatro. Lo mismo ocurrió con Glenn Close, quien estaba a punto de estrenarse en Broadway con el montaje de esta obra, papel que nunca se lo dieron porque decían que aún no era muy famosa.

Dicen que usted es uno de los mejores directores de actores de la actualidad Cuál es el truco? La clave, ante todo, está en la selección, en el casting. De allí para adelante si el actor se entrega, simplemente hay que ponerle una cámara en frente.

Defina con un adjetivo los siguientes nombres: Dustin Hoffman? Grande Uma Thurman? Buena amiga y bella Glenn Close? Fantástica Andy García? Estoy en Cuba, no habrá problema? Ninguno Entonces solo puedo decir que es encantadoramente bello.

Daniel Day Lewis? Me crucificaría si hablo de él.

Michelle Pfeiffer? Un bebé Milos Forman realizó otra versión de Relaciones peligrosas al tiempo que usted. Por qué sucedió eso? Es una historia triste porque a Forman no le fue muy bien, siendo tan buen director. Además perdió 30 millones de dólares. Es mejor no hablar de eso.

Con la comedia Héroe por accidente quiso hacer una crítica de la sociedad consumista de Estados Unidos?.

Sí. Y eso resultó muy fuerte. Aun cuando creo que no es tan profunda como muchos la han encontrado, sí estoy seguro de que no hubiese resultado igual si la hubiera hecho un americano.

Se sintió bien en el género de la comedia? Sí, también me hace sentir bien. Pero si usted mira bien esta película no es comedia.

Qué viene ahora? Dos cintas. Estoy en el medio de una gran producción americana que tiene como actores a John Malcovich y Julia Roberts. Pero también estoy trabajando en una cinta del corte de Café irlandés, por allá en Londres, donde queda mi casa.

Continuará auscultando el mundo social y político de la Gran Bretaña? Creo que sí. Lo que pasa es que Margaret Tatcher hace que personas como yo nos pongamos a pensar en política. Así fueron mis tres primeros filmes -en oposición a Tatcher- y ahora me doy cuenta de que seguramente así será en el futuro porque ahí seguirá.

Cien años cumplirá el cine en pocos meses. Qué es el cine para usted? El milagro más grande. Un milagro que algunas veces odio y otras veces amo.

Según lo que ha visto en este Festival, como encuentra el cine latino? Puedo hablar de figuras como Arturo Ripstein, a quien considero fantástico. Ahora el cine latino en general no lo encuentro distante del nuestro.

Cuál es la diferencia entre el cine británico y el estadounidense? La profundidad y la espectacularidad.

Usted es británico pero ha hecho cine en Hollywood. Qué tipo de cine hace usted? Cine espectacularmente profundo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.