LAS COOPERATIVAS DE DEFENSA PERSONAL

LAS COOPERATIVAS DE DEFENSA PERSONAL

Desde hace varios años la situación de inseguridad personal en el campo viene predominando, sin que la opinión pública se conmueva ni el Estado haga nada serio para defender un sector del pueblo colombiano gravemente amenazado en su integridad personal. Ahora, por fin, el gobierno se conmueve y decide hacer algo, contra la opinión de los que se dicen defensores de los derechos humanos, como si fuera un derecho humano atacar a sus semejantes, someterlos al cautiverio y, en muchos casos, darles muerte. En Colombia, aparentemente para muchos que se dicen defensores de esos derechos humanos, éste es uno de ellos. El síndrome del Premio Nobel y el afán de recibir aplausos de las organizaciones internacionales, hace que a muchos los tenga sin cuidado el dolor de los familiares que ven desaparecer en la montaña a un hijo, un marido, un hermano o un pariente cercano. Para estos la libre circulación de las bandas que cometen delitos es un derecho constitucional inviolable, hasta que el delito s

09 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

El Ministro de Defensa se propone autorizar la creación de organizaciones civiles que, en forma cooperada, defiendan a la población del campo, de los que la acechan. Los que se oponen a esta iniciativa alegan que la Constitución adscribe a la fuerza pública la función de seguridad y defensa de la población. Pero, entonces, nos podemos preguntar: es anticonstitucional la pléyade de servicios de seguridad privada que utilizamos los que vivimos en las ciudades? Son estos, acaso, anticonstitucionales? Y, entonces, por qué los tolera el gobierno y, lejos de prohibirlos, los reglamenta y los certifica? No hay en la Constitución ninguna disposición que prohíba la defensa personal, ni que los ciudadanos se organicen para conseguirla. Lo que sí encontramos, en muchas partes, es la obligación del Estado de velar por la seguridad de la comunidad y, si el Estado no lo puede hacer, obviamente tampoco puede impedir que estos organicen su defensa. Colombia es un país extenso, con grandes territorios aún incultos, a los cuales no es realista exigir que llegue el Estado permanentemente. En esas regiones el Estado tiene que permitir que los ciudadanos se congreguen y colaboren en defensa de sus vidas. Que eso lo tienen que hacer ordenadamente, bajo licencia previa del Estado, como funcionan los cuerpos de seguridad privados en las ciudades, es obvio. La defensa personal, en persona o en grupo, no la prohíbe la Constitución.

Que en el pasado conocimos el fenómeno de los paramilitares, que cometieron terribles crímenes, es verdad. Pero recordemos lo que fueron estos grupos. Ellos fueron creados por los narcos para defenderse de la guerrilla que los estaba extorsionando y, como gente al servicio de la mafia, eran personas desalmadas, dispuestas a cometer terribles venganzas. El período de los paramilitares ya pasó, porque los narcos se pusieron de acuerdo con la guerrilla y hoy explotan el negocio amigablemente.

Lo que ahora propone al país el Ministro de Defensa es permitir que los ciudadanos, bajo la vigilancia y previa autorización del Estado, organicen cooperativas de defensa. Si esta organización se lleva a cabo ordenadamente y bajo el control de la fuerza pública, no tendrá más peligro para el orden constitucional que los servicios de seguridad que funcionan en las ciudades. Que harán menos rentable el negocio de la guerrilla que, bajo el signo de la libertad, vienen asolando a la población colombiana, es verdad. Pero ello no debe preocupar demasiado al Defensor de los Derechos Humanos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.