PAPÁ NOEL VS. SAN NICOLS

PAPÁ NOEL VS. SAN NICOLS

Papá Noel, heraldo navideño, ha sido vetado en la ciudad de Assen (Holanda) hasta el próximo martes, ya que su presencia fomenta el lado comercial de la Navidad y desvirtúa la tradición holandesa de San Nicolás, cuyas fiestas se celebran hasta ese día.

09 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Las autoridades municipales de Assen, promotoras de la idea, quieren evitar que se confunda a San Nicolás con su competidor anglosajón, Papá Noel, asimilando al santo y ex obispo de Myra, actual Turquía, con el aspecto excesivamente comercial que ha adquirido la celebración de la Navidad en los últimos años.

Para hacer efectiva la medida, el alcalde ha instalado en el centro de la ciudad carteles similares a las señales de tráfico en los que se aprecia un árbol de Navidad atravesado por una línea roja y la mención prohibido Papá Noel hasta el día 6 .

La prohibición es válida en todo el perímetro urbano y la obligatoriedad de su cumplimiento es tan estricta que quien no la respete se expone al ostracismo forzoso fuera de los límites de la ciudad hasta que cambie su indumentaria.

La tradición de San Nicolás, celebrada en Holanda desde los tiempos de Carlos V, atribuye su santidad al hecho de haber devuelto a la vida a tres niños que habían perecido víctimas de la hambruna, el haber salvado de ahogarse a tres náufragos, o haber dado dinero a tres muchachas pobres para que pudieran casarse.

En Myra y Constantinopla se celebra esta tradición desde el siglo VI, y desde allí la leyenda se exportó a Europa, a través de la iglesia ortodoxa.

Su llegada a Holanda, en el siglo X, se produjo a través de Alemania gracias a los intercambios comerciales entre países del norte de Europa, en el marco de la unión aduanera conocida por la Hansa, floreciente en la Edad Media.

Durante las cruzadas contra los turcos, en 1087, los restos mortales del santo fueron llevados a Bari, en el sur de Italia. En la leyenda holandesa, sin embargo, San Nicolás no viene desde Bari sino desde alguna localidad desconocida de España, acompañado por su criado de color, Zwarte Piet , Pedro el Negro.

Dulces en los zapatos La fiesta de San Nicolás es la más popular de Holanda, a pesar de que durante la reforma protestante, en el siglo XVI, se intentó mitigar su importancia, dado su carácter eminentemente católico.

En nuestros días, la llegada de San Nicolás por mar a tierras holandesas es retransmitida como un auténtico acontecimiento por la televisión, que pone todo su empeño en ofrecer una realización digna, en muchos casos, de una superproducción de Walt Disney.

A comienzos de este siglo pasó de ser una fiesta típicamente infantil, a convertirse en motivo de celebración familiar, y se impuso el ritual de los pequeños presentes y los dulces típicos, como el speculaas, el taai-taai, o las pepernoten a base, entre otros ingredientes, de fécula de patatas y almendras.

A pesar de todo, esta fiesta sigue conservando su carácter infantil. De acuerdo con la tradición, iniciada en la ciudad de Utrecht en el siglo XV, los niños colocan sus zapatos junto a la chimenea el día 5 de diciembre y esperan impacientes los regalos que San Nicolás les deja durante la noche.

La llegada de su competidor Papá Noel en estas fechas, no es vista con agrado por muchos holandeses que prefieren respetar la tradición de San Nicolás. A excepción de algunos negociantes que, al margen de la ortodoxia, celebran anticipadamente su particular Navidad comercial .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.