Polémica por cancelación de la cabalgata que abre Feria de Cali

Polémica por cancelación de la cabalgata que abre Feria de Cali

La cabalgata de la próxima Feria de Cali era tal vez una de las más esperadas de la historia por sus aficionados. Había una razón de peso: el certamen abriría la edición número 50 de ese festejo anual.

07 de agosto 2007 , 12:00 a.m.

Desde febrero habían empezado las reservas en las pesebreras de la región y muchos jinetes ya tenían asegurado el ejemplar que montarían el 25 de diciembre para inaugurar la Feria. Pero de nada sirvieron esos preparativos, porque por primera vez en 47 años la cabalgata fue cancelada por la Alcaldía.

La determinación ha desatado una polémica en Cali entre las autoridades y quienes dependen económicamente de este evento.

El alcalde Ramiro Tafur dijo que tomó la decisión para reducir la accidentalidad durante el recorrido de los caballos, causada por jinetes embriagados que suelen golpear a los asistentes y maltratar a los equinos.

La del 2005 fue la más violenta. Se reportaron seis caballos apuñalados, cuatro jinetes heridos y una persona muerta. El año pasado no se reportaron lesionados y algunos explicaron que estuvo organizada.

Aún así la cancelación no tendría reversa y por eso los dueños de los animales argumentan que sus negocios quebrarán. “Tenemos que empezar a devolver los anticipos de las reservas. Una Feria sin cabalgata es como ir a una discoteca y no bailar”, dijo el administrador de Los Girasoles, Robert Rojas. Esta pesebrera alquilaba un promedio de 50 caballos. Por cada uno de ellos pagaban entre 200.000 y un millón de pesos.

Otros consideraron que la medida asumida por Tafur fue apresurada. “Es la solución más fácil. Si hay incapacidad para hacer las cosas, pues es sencillo decir que no las hace”, dijo Carlos Valencia, administrador de la academia de equitación El Rincón de la Z, que tenía planeado alquilar 100 ejemplares.

La primera cabalgata se realizó en 1960 con 500 jinetes, el año pasado desfilaron 6.000. Pero su manejo se fue complicando con el paso de los años, al punto que, según la Fundación Paz Animal, 50 caballos terminaban extraviados cada año.

La Asociación Sentir Animal y la Fundación Justicia Animal interpusieron una acción popular ante al Juzgado 5 Administrativo para suspenderla.

Argumentaron que el evento violaba los derechos a un ambiente sano, a la seguridad, a la prevención de desastres y a la conservación. Al final, el juez no les dio la razón y la autorizó, pero exigió reducir el recorrido, incluso, obligó a la utilización de micro-chips para los caballos.

La suspensión de la cabalgata es un primer paso, pero no la solución definitiva. No estamos tranquilos porque no hay un decreto firmado.

Terry Hurtado, del Comité de Liberación Animal.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.