INVITACIÓN A VIVIR

INVITACIÓN A VIVIR

El Colombo-Americano del norte presenta hasta el 16 la obra reciente de Mónica de Rhodes que lleva 15 años dedicada a textiles decorativos de diversa índole. Desde hace siete años trabaja en su taller propio, en el cual ha logrado crear piezas de uso cotidiano como telas para muebles, tapetes y tapices artísticos, combinando materiales insólitos como lanas y acrílicos con crines que tiñe con tonalidades diversas.

06 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

La estructura de sus tapices anteriores era pesada por los materiales utilizados: crin con lazos de acetato tejidos; pero al mirarlos, uno se sumerge en colores como el azul profundo que prima junto con verdes y terracotas, especialmente. De estos Ensueños hizo una serie cuyo último ejemplar, el número 24, está expuesto ahora. Es un punto de referencia importante para ver cómo ha evolucionado su creación, porque hace un par de años empezó a hacer anémonas , que son tapices livianos que incursionan en formas nuevas como el círculo y que están hechos en su totalidad de algodón. Las Anémonas continúan con la idea de la textura, pero en ellos la pintura cobra vital importancia. Además, están formados por botones y cordoncitos de algodón forrados en tela y en papel de algodón hecho a mano, logrando que la luz del color sea de mayor intensidad. La sensación que producen estos tapices es liviana, alegre y remite a un efecto impresionista. Fuera de las Anémonas de colores, hay uno de tonos pasteles y otro que se llama Goodbye anémona de un colorido arenoso y lila, que ya no tiene la vitalidad de los otros. Para Mónica de Rhodes, este tapiz es la representación de lo que está sucediendo en el mundo porque poco a poco todo está muriendo.

Las otras piezas exhibidas son cajas de pequeño formato. Algunas miniesculturas de textiles con gesso y otras son representaciones de flores muertas, de distintos ambientes como el desierto. Estas últimas corresponden a la visión angustiada de una artista que siente que el mundo se está acabando y no estamos haciendo nada para evitarlo. Las Anémonas alegres son una invitación a la vida y al color mientras que las obras de tamaño pequeño y más íntimo invitan a reflexionar. Una exposición muy original en la que estética y creatividad se entremezclan armónicamente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.