SEGURIDAD AL ESTILO JAMES BOND

SEGURIDAD AL ESTILO JAMES BOND

Desde hace varios años en Estados Unidos el cambio de rostro y de aspecto físico en los niños perdidos no es un problema para quienes los buscan. Una computadora puede, con la foto del menor, mostrar su rostro como se vería con uno o hasta 10 o 15 años más.

05 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Y como este sistema hay muchos más que son capaces de cumplir funciones de identificación similares y que entraron a la onda de la seguridad del futuro. Los más interesantes son los de detección de delincuentes.

Existe un equipo que logra realizar electrónicamente retratos hablados y que almacena una completa base de datos con facciones típicas de diferentes partes del mundo.

Así, para los testigos se trata sólo de escoger entre varias opciones que le muestra una pantalla de computador y armar la cara del delincuente. Podrán mirar por lo menos 10 tipos de ojos de una persona de facciones orientales, o 15 tipos de narices de personas latinas o muchas formas de labios de europeos. Hay de todo.

Los representantes de estos equipos son científicos e ingenieros estadounidenses expertos en el tema de seguridad que recorren el mundo vendiendo sus productos a gobiernos y a particulares y que esta semana llegaron a Colombia.

No quieren decir quiénes se mostraron interesados, pero aseguran que esperan que en el Gobierno de Colombia acojan algunas de sus propuestas.

Los expertos, que representan a la empresa Infotec Development Inc, trajeron su maletín cargado de propuestas sobre elementos de seguridad y de identificación de personas.

Por ejemplo, proponen un sistema de control de acceso a las cárceles. Con aparatos que tienen un valor cercano a los 20 millones de pesos los encargados de la seguridad de las cárceles pueden saber la verdadera identidad de todos los visitantes, confrontada con la base de datos de la Registraduría, y evitar los famosos cambiazos porque los censores de huellas también se utilizan en las salidas de los penales.

Así, dicen los expertos, sólo cuando la computadora constate que quien sale es la persona que entró como visitante y que el documento de identificación es auténtico se abren electrónicamente las rejas.

El sistema permite además tener un registro confiable y difícilmente alterable de quienes ingresan, la regularidad y la duración de las visitas.

Los representantes de Infotec ofrecieron además un sistema de identificación de delincuentes reincidentes que contiene una base de datos que se puede consultar con información básica.

Si las autoridades buscaran a un apartamentero de 1,60 metros de altura, con una edad entre 20 y 30 años, de cabello oscuro y ojos cafés, la computadora recorrería toda la base de datos que contiene los retratos de los capturados reseñados o de quienes ya existan retratos hablados y que correspondan a estas características. Así, dicen los fabricantes, es más fácil descartar posibilidades.

Un juez invisible El sistema que probablemente sea el mejor aliado de los jueces en el futuro es el que permite abolir de los juzgados las presentaciones de quienes gozan de libertad condicional y le traslada la responsabilidad a una computadora que inclusive detecta si el condenado ha violado la norma que le impide consumir alcohol.

Se trata de ubicar kioscos en toda la ciudad en donde los procesados puedan presentarse periódicamente y sólo deban colocar sus manos sobre un vidrio y permitir que la computadora tome su fotografía. El aparato no permitirá, entonces, que quien se presente sea un impostor. Además, en menos de dos segundos su respiración y su aliento le dirán a la máquina, sin que él lo sepa, si ha consumido licor.

Y como bajo la libertad condicional no es posible tomar bebidas alcohólicas, de inmediato se cerrará la puerta y sólo se abrirá cuando llegue un agente de Policía que detenga al procesado.

Pero también los sistemas están diseñados para la gente del común. Para usted, que usa tarjetas de crédito o que hace parte de una empresa.

La tecnología permite ahora que en todos los accesos a las empresas haya sistemas lectores de barras que identifiquen los nombres y códigos de los empleados, pero acompañados de un sistema de biometría, es decir, un equipo que constata, a partir de medidas del rostro, que quien aparece en la foto del carné es realmente el empleado que ingresa y no un impostor. Los equipos están adecuados también para detectar a los empleados por las huellas digitales.

Pero lo más revolucionario es que el pequeño carné que recibe el trabajador puede casi convertirse en un rastreador que le puede decir al empleador en qué lugar de la ciudad está quien porta ese documento.

El sistema más reciente, que aún está en negociación con las casas matrices de los bancos internacionales en Estados Unidos es el de las tarjetas de crédito confiables.

Una lectura electrónica de la huella digital, no detectable a simple vista, es el mayor elemento de seguridad contra robo. Sólo el dueño de la tarjeta puede utilizarla, porque la firma se reemplaza por la huella digital, que es cotejada con la lectura electrónica que tiene la tarjeta.

Y un atractivo más: ninguna de las veces que se deban tomar las huellas digitales se utilizará la fastidiosa tinta negra. Todo se hace a través de un vidrio sensible. Los milagros de la tecnología! La empresa Fernando Niebla, el presidente de Infotec, la empresa que vino a Colombia a ofrecer estos servicios de seguridad, es un mexicano que desde hace muchos años vive en Estados Unidos y que tiene un largo historial en el mundo de la tecnología.

Pero, sin duda, la mejor carta de presentación suya es su experiencia en Cabo Kennedy, cuando se lanzó el hombre a la luna.

Con 120 ingenieros a su cargo, su responsabilidad concluyó cuando los astronautas se habían elevado un metro del piso. Desde ese momento regresó a su casa, a donde no iba hacía meses porque dormía en Cabo Kennedy, y esperó las noticias de la televisión.

Dos años después abandonó el trabajo y decidió iniciar, con algunos de sus ex subalternos, el proyecto de Infotec.

Hoy, la empresa tiene contratos con la Scotlan Yard, el FBI, las autoridades canadienses, empresas mejicanas, clientes europeos y están abriendo el mercado en Latinoamérica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.