EL REGRESO DE LOS ÁNGELES

EL REGRESO DE LOS ÁNGELES

... Ustedes, a quienes amamos, no nos ven, nos imaginan lejos pero estamos cerca... No somos el mensaje, somos los mensajeros... estamos en camino... . El anuncio, hecho en Tan cerca, tan lejos, la angelical película del director alemán Win Wenders, nunca estuvo tan actual.

04 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Los ángeles se están saliendo de la tierna oración del ángel de mi guarda, mi dulce compañía... , de los libros sagrados y de las películas para hacer parte efectiva del acelerado, carente, angustiante y casi siempre violento cotidiano de los más de 5.570 millones de habitantes de la Tierra.

La onda angelical se está extendiendo por varios continentes, inyectándose en países antes dominados por divinidades africanas, como en el caso de Brasil, y ganando cada día nuevos seguidores en Colombia, España, Alemania, Inglaterra y en otras naciones a donde va llegando su aleteo, sutil y suavemente.

En Colombia no es difícil encontrar la versión en español de Consulte con su ángel, de la brasileña Sonia Cafe, un libro de consulta rápida utilizado por los más fervorosos seguidores de los ángeles, ni tampoco establecer un nexo con alguien que crea píamente, consulte, hable o juegue en y con su ángel de la guarda.

En Brasil, tierra del misticismo dominado por los orixas o divinidades africanas de la umbanda o del candomble, se adquieren hoy más de 27 libros de explicación o de consulta sobre el tema, naipes, juegos, camisetas, estatuillas y es fácil contactar a un angeólogo o intimar con un ferviente militante de este nuevo movimiento espiritual.

Los ángeles, definidos por varias religiones y doctrinas como mensajeros celestiales, como espíritus celestes que integran el último de los nueve coros o como seres con inteligencia y capacidad de sentimiento, que viven en una frecuencia más elevada que la nuestra, estarían llegando para rescatarnos del apocalipsis y cumplir así con su misión de mantener la armonía en el universo.

Nos preparamos para un cambio, para un parto doloroso del planeta y los ángeles hacen parte de ese cambio. Nos garantizarán el equilibrio, nos ayudarán a limpiar los sentimientos, a recobrar la paz y a fortalecer la sabiduría, que serán las características más sobresalientes del hombre del tercer milenio, que será más poderoso.

Su poder será mayor porque emanará del dominio y del conocimiento efectivo que tenga de sí mismo y de la vida, de su honestidad , explica la actriz y angeóloga brasileña Norma Blum, después de conducir por un viaje angelical a más de 2.000 personas en un encuentro realizado en octubre en Sao Paulo.

La esencia del movimiento angelical reposa en dos puntos centrales: por un lado, en descifrar y dar una identidad al Angel de la Guarda, sin vincularlo con religiones, sectas, doctrinas, clases sociales o culturales y, por otro, en fortalecer un latente y no expresado compromiso para recuperar los principios y promover el crecimiento espiritual de las personas.

Identifique su ángel Por ahora, existen dos corrientes en lo que se refiere a la identificación del Angel de la Guarda: la primera lo define como siendo la energía positiva inherente a todo ser humano, o sea lo que se relaciona con el conjunto de virtudes que posee y con la forma como las cultiva para mejorar su evolución y beneficiar a sus congéneres.

La segunda lo identifica con una energía positiva pero externa al hombre, que tiene un nombre propio, jerarquía, que nos protege, nos vigila y con quien, si hay fe, se puede sostener un diálogo. (Ver recuadro).

Las dos corrientes, no obstante, convergen en un punto: promueven el cultivo de nuestros aspectos espirituales positivos y el trabajo permanente sobre los defectos o el lado negativo.

Si usted es generoso, compasivo y honesto, por ejemplo, cultive esas cualidades con más dedicación y encontrará a su Angel de la Guarda. Si, al mismo tiempo, es envidioso o hipócrita, trate de dominar esas energías y esfuércese por comportarse de manera opuesta para vencer al genio contrario o lo que representa su lado negativo. La conciencia es la luz y es en eso que está todo el secreto , sostiene Mónica Buonfiglio, una de las más conocidas angeólogas brasileñas, autora del libro-guía Anjos cabalísticos (Angeles cabalísticos) que vendió 200.000 ejemplares en Brasil y cuya versión en español, en preparación, debe llegar a Colombia en pocos meses.

El libro establece el Angel de la Guarda de una persona y la jerarquía a la que el mismo pertenece a partir del día y mes de nacimiento. (Ver recuadro.) Pero, cómo, por qué y en qué momento apareció esta tendencia? No se sabe a ciencia cierta. Lo que sí está claro es que los primeros libros sobre el tema empezaron a salir hace por lo menos una década con un trabajo de la norteamericana Kathy Tayler de la Fundación escocesa Findhorn y que, lentamente, sin aparente coordinación o dirección de nadie, la onda se extendió primero por Europa y después por América Latina.

Hace dos años llegó En Colombia, los más veteranos esotéricos aseguran que la descubrieron desde que se registraron los primeros brotes europeos, pero para la inmensa y a la vez restringida mayoría de neófitos, sólo se conoció, difundió y tomó un cuerpo más concreto de dos años para acá.

Desde entonces, jugar con los ángeles o hablar con ellos es una actividad no muy divulgada pero sí bastante practicada, sobre todo en Bogotá.

La colombiana Gloria Restrepo, uno de los personajes más conocidos y respetados del medio esotérico de la capital, asegura que ella no sólo cree y se comunica con los ángeles sino que en su casa se reúnen, con frecuencia, personas de diferentes profesiones, religiones y culturas para participar del juego de la transformación , que es una técnica de comunicación muy conocida, pero no la más sofisticada, de contacto con los ángeles.

El juego de la transformación cuenta con un tablero lejanamente parecido al de las damas chinas, con fichas, dados y pequeñas cartas, pero es tan complejo que resulta difícil explicarlo a quien no lo haya jugado por lo menos una vez. Para que tengan una idea, su tiempo mínimo de duración es de cinco horas.

Pero, a pesar de eso, ningún creyente coloca la más mínima duda sobre su utilidad. Además de identificar las flaquezas y los problemas de la gente, el juego las guía y las orienta hacia la adopción de otras soluciones o caminos , asegura Gloria al explicarlo.

Lo mejor de todo es que ella no es una adivina, no hace consulta ni nada que se le parezca. Es una mujer culta, madre de cinco hijos y una abuela de 11 nietos que trabaja con yogaterapia y que se dedicó de lleno al perfeccionamiento de su vida espiritual.

Terminaré mis días aprendiendo a vivir en hermandad, en comunidad, a respetar al otro y tratando de construir sobre bases positivas pues ese es, al fin de cuentas, uno de los legados que nos está dejando la onda angelical , prevé segura.

Cuando habla, se tiene la impresión de que, en realidad, algo debe estar pasando para que lo de los ángeles atraiga a personas como ella, a ingenieros, abogados, físicos, economistas o a educadores, como el ingeniero norteamericano Charles Petersen, de la Fundación Findhorn de Escocia, que estuvo en Colombia y viajó por América Latina para dar talleres sobre lo que debe ser la vida en comunidad y sobre lo que, en su concepción, es el ángel de la guarda: nada más ni nada menos que la evolución espiritual de cada ser humano.

El ángel es la energía esencial positiva que guía y determina el crecimiento de cada ser humano. Al comprenderse esto, sin duda, se está desarrollando un cambio de conciencia que se hará visible , dijo.

La Fundación Findhorn, a la que pertenece Petersen, es una comunidad fundada hace 32 años entre las localidades de Inverness y Aberdeen (en el nordeste de Escocia) con el objetivo de promover el desarrollo espiritual y que es considerada por los esotéricos del mundo como uno de los centros de luz del planeta. Allí se detectaron hace diez años años los primeros brotes de la onda angelical, recuerda Petersen.

Pero, pese a la masiva aceptación popular que parece haber ganado esta corriente, no todo el mundo está convencido con la carreta de los ángeles. Los más escépticos la explican como una consecuencia del modo de vida mecanizado, consumista y materialista que se impuso desde mediados de este siglo, con la consolidación de la llamada revolución industrial y la relacionan con la soledad, esa enfermedad espiritual que parece flagelar a todo el mundo, en mayor o menor grado, en este fin de siglo.

Para una persona sola y carente, el resurgimiento del ángel de la guarda viene siendo como un regalo de los dioses y se convierte en la mejor, más sana y segura compañía en una época de sida y de sentimientos light , sostiene con un tinte de ironía y de cinismo el sociólogo brasileño Etevaldo Martins.

Sin embargo, para los creyentes, la onda angelical no es otra cosa que el anuncio de otra etapa, de un período de cambio, de transformación, que deberá definir el destino final de nuestra especie en el próximo milenio.

Estamos en la era de Piscis y al llegar al año 2000 entraremos en la de Acuario, que llega para retirar todo lo excesivo, lo fanático, para demostrar que nada es absoluto, para establecer el imperio de la razón y el de la lógica, que es el que desbarata todos los preconceptos que tengamos , anuncia Claire Marie Regnier, profesora de lenguas de la Universidad Casper Libero de Sao Paulo y sobrina nieta de Carlos Drummond de Andrade, uno de los mayores y mejores poetas brasileños.

Creo en lo de los ángeles porque representan la antesala de una transformación. Entraremos en una era positiva porque lo de los ángeles no es otra cosa que la reflexión que el ser humano hace de sí mismo. A partir de esta toma de conciencia, la esencia se impone a la apariencia y el conocimiento a la ignorancia, produciéndose un efectivo crecimiento espiritual que, sin duda, cambiará el comportamiento y el pobre cotidiano, materialista y vacío de la gente , pronostica.

Pero, qué hacer y cómo iniciar la reflexión?, preguntamos antes de abrir al azar uno de los libros de consulta con los ángeles.

Siendo fraternos. Serlo es tomar conciencia de la unidad humana que formamos y del apoyo mutuo que se torna necesario en nuestras vidas. A medida que aceptamos a los otros se abre un nuevo camino de unión y armonía , nos responde.

El consejo no es descabellado en medio de la ciega locura de nuestro cotidiano y, tal vez, por eso la onda de los ángeles más que un movimiento espiritual organizado, deba ser considerado apenas como esa necesaria llovizna de humanismo, tan escasa y que tanto bien nos haría en estos días.

Siendo así, a lo mejor podamos agradecer su aparición de la misma forma que Borges agradeció la existencia del poeta sueco Emanuel Swedenborg que, según él, ...conversaba con los ángeles por las calles de Londres... .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.