JARRONES EN FORMA DE MOSAICO

JARRONES EN FORMA DE MOSAICO

Un jarrón común se transforma por arte del mosaico en una obra de arte.

03 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Elaborada de retal de baldosa, cortadas y separadas con lechada o enlucido de arena, cada mosaico posee una calidad y un diseño únicos.

Las baldosas se pueden aplicar fácilmente sobre cualquier superficie limpia, seca y estructuralmente firme.

Las de cerámica en acabado mate y brillante pueden cortarse en cuadros o rectángulos no menores de dos centímetros, o en formas diversas, para luego ser aplicadas a la jarra, olla de barro u otro accesorio.

Para cortar los pedazos, primero se marca la superficie con una rueda o disco de corte; luego se parte por la línea marcada apretando los flancos del cortador contra la baldosa.

Para cortar al azar utilice los flancos o alas de un cortador manual sin marcar el azulejo.

Sostenga la baldosa contra las alas de ruptura y oprímalo firmemente.

Al utilizar la cortadora manual es aconsejable partir las baldosas dentro de una bolsa de papel, como medida de precaución y para conservar limpia el área de trabajo.

Planee el diseño del mosaico antes de comenzar.

Mida la superficie del jarrón o vasija para calcular el tamaño de las baldosas que se van a cortar.

Si quiere trabajar por hileras, calcule la cantidad de estas que puedan caber, con un espacio de separación de tres a seis centímetros entre baldosas.

Tenga presente que el espacio entre las baldosas no tiene que ser exacto; cierto grado de irregularidad le confiere un carácter único a la pieza. Manos a la obra.

Con la aplicación de esta técnica son muy variados los efectos que se pueden lograr.

Pero para que entren en juego con el resto del ambiente tiene que existir cierta concordancia para que tengan la lucidez que merecen.

Además, es indispensable estar pendientes de que no se desprendan ninguna de las piezas que se adhirieron a las diferentes superficies, si eso sucede se debe pegar lo antes posible, porque luego que se cae la primera pueden seguir los otros.

MATERIALES - Jarrón, vasija de barro o arcilla u otro accesorio.

- Baldosas de cerámica en acabado mate o brillante.

- Adhesivo para cerámica.

- Cortadora de baldosas.

- Lechada o enlucido de arena y llana para la lechada.

- Balde plástico.

- Esponja áspera de nailón.

- Almohadilla de filtro, para la base de la jarra o vasija.

- Sellador para enlucido, opcional.

PASOS A SEGUIR 1. Cortado Raye la baldosa con el disco de corte. Parta la baldosa a lo largo de la línea rayada con una cortadora manual, centrando la línea grabada entre las alas de ruptura.

2. Pegado Exprima una bolita de adhesivo en el revés de la baldosa. Oprima la baldosa sobre el jarrón en el sitio escogido, empezando con la porción más angosta. Deje que se seque el adhesivo durante un día.

3. Lechada Aplique la lechada pasando la llana por las baldosas con un leve ángulo de inclinación. De dos o tres pasadas por cada área, cerciorándose de que se haya distribuido la lechada completamente.

4. Acabado Quite el exceso de lechada con una esponja húmeda. Pinte el interior del jarrón, o cualquier área que no cubra el mosaico, con lechada que no haya sido diluida. Pula los azulejos con un paño limpio y seco. Aplique un sellador para lechada si lo desea.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.