REGRESAN LAS GAMBETAS

REGRESAN LAS GAMBETAS

Hace dos meses Carlos la Gambeta Estrada pasó el rato más amargo de su vida deportiva. Su carrera se dio por terminada. Según él, hubo un momento en que bajó los brazos. No obstante, ya inició sus prácticas de fútbol con el Deportivo Cali, y se volvió a vestir de verde. Durante los primeros veinte minutos no sentí molestias .

16 de noviembre 1992 , 12:00 a.m.

La triste historia de La Gambeta empezó vistiendo los colores de la Selección Colombia durante la Copa América del 91. Sufrí un trauma en mi rodilla izquierda que me sacó de la línea titular . Los médicos dijeron, en ese instante, que con un poco de descanso y tratamiento, Estrada volvería al terreno de juego sin ningún problema. Los días transcurrieron y el dolor persistió. El jugador presenta un problema de artrosis de rodilla en el lado externo por desgaste de articulación, diagnosticó hace diez meses el médico Carlos Uribe Vélez. El menisco se rompió y prácticamente molió el cartílago articular del fémur .

Uribe lo intervino, y la recuperación ha tenido facetas difíciles. Un día, después de una práctica, anunció su retiro del fútbol. Hoy puedo decir, simplemente, que me siento optimista, dice. He cumplido con las indicaciones médicas para mi recuperación y en mi primera incursión con balón, la rodilla respondió a la exigencia . La Gambeta sabe lo que significa su recuperación. Por eso trabaja con el preparador físico Luis Fernando Lastra y el especialista en rodilla, el médico Carlos Narváez.

En los últimos sesenta días, ha realizado un reforzamiento muscular. Este ha ido acompañado de un adecuado estiramiento de flexores y aductores debido a la retrasión que presentaba su pierna izquierda.

Cumplió un plan especial de acondicionamiento físico porque se encontraba excedido en siete kilos. En algunas sesiones lo acompañó el tenista Alvaro Carlos Jordán, quien a su vez, le daba charlas de motivación. Hablamos mucho. Al comienzo fue difícil porque no quería saber nada del fútbol. La rodilla no le respondía, cuenta Jordán. Hoy, en cambio, se le nota diferente e ilusionado con lo que puede ser su futuro .

La recuperación de Estrada se cumplió en varias fases. En las dos primeras semanas, tuvo que cumplir tres jornadas de trabajo. Lastra y Narváez, insistieron en que el paciente debía obtener resistencia en dos aspectos: en lo muscular y en lo cardiovascular.

Así han transcurrido sesenta días desde el momento en que La Gambeta regresó al trabajo que adelanta para su total recuperación. Su rostro cambió. Atrás quedó la hora amarga.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.