EN LA AUTONORTE, SUEÑO EN UN SEPARADOR

EN LA AUTONORTE, SUEÑO EN UN SEPARADOR

Es mejor vivir frente a un parque que frente a un basurero .

02 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Una frase sencilla que un hombre que ronda los 70 años convirtió en realidad: transformar un pedazo del separador de la Autopista Norte con calle 85 en un parque con árboles y flores y al que bautizó Parque del Quindío.

Se llama John Vélez Uribe y como sus apellidos lo indican nació en Armenia. Tiene marcado el seseo de los paisas a pesar que desde hace 17 años vive en Bogotá y su afición es: meterme en empresas que no dan plata, porque si dan plata, se pierde el encanto .

En 1989 le envió una carta a la Alcaldía en la que le pidió que le entregara el separador para cuidarlo: tuvimos un cruce de correspondencia por cuatro años en el que yo les escribía y ellos nunca me respondían .

A finales del año pasado le dijeron que sí y que se dirigiera a la División de Parques y Avenidas de la Secretaría de Obras Públicas, Yo les pasé un memorial de lo que necesitaba y ellos me colaboraron .

La Secretaría cambió el pasto, echaron tierra negra e hicieron doce montículos repartidos de manera equitativa. En cada montículo, Vélez colocó un letrero con el nombre de los municipios del Quindío. Es así como allí aparecen Armenia, Buenavista Calarcá, Circasia, Córdoba, Filandia, Montenegro, La Tebaida, Génova, Pijao y Quimbaya.

Los letreros los donó el taller de artesanía del Quindío.

En el separador sembró 60 saucos, 60 siete cueros, 12 arreboles, 6 cerezos capulilas, 6 arrayanes mixtos y una talahuma.

Y en cada municipio hay una flor de nombres peculiares: lila o estrellas vivientes, novios enanos rosados, hortensias, bocas de dragón, iris babilónica, anturios blancos, jacintos, coreopsis, clavellinas, drazenas, gazanias y pichones o alegría.

En un año, dice Vélez, florecerá el parque.

De mi bolsillo saqué un millón de pesos, pero los municipios del Quindío prometieron que iban a contribuir. Los vecinos pagan la cortada del pasto. Al principio colaboraban en lo del jardín pero ya se les quitó lo guapos .

Los domingos se dedica a cuidar el jardín me tienen que mandar un escuadrón para ir a almorzar .

Sueña con que la Cámara de Comercio le contrate un jardinero que él pueda entrenar y poder ampliar aún más el Parque del Quindío.

Vélez es agente fiscal del Quindío en Bogotá. Realizó la arborización en San Andrés, en Barquisimeto y en San Cristóbal, es compositor, fue director de teatro durante 25 años y ha escrito libros sobre jardinería y de humor.

No fumo, no bebo, tomó un tinto cada hora y así quiero vivir hasta los 100 años .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.