NO HAY TUMBA para tanto ex presidente

NO HAY TUMBA para tanto ex presidente

-SANTANDER FUE EL PRIMERO Ser Presidente de la República o haberlo sido es una condición que abre puertas. Difícilmente el Jefe del Estado o un ex mandatario se quedarían sin ver un espectáculo al que quieren ir o los harían esperar en un restaurante. No obstante, dentro de poco podrían perder uno de sus privilegios más pomposos: ser enterrados en la alameda principal del Cementerio Central de Bogotá, conocida como ‘Callejón de los ex presidentes’.

22 de julio 2007 , 12:00 a.m.

Alfonso López Michelsen (1974-1978), quien falleció el 11 de julio, ocupó el penúltimo espacio libre en el corredor ‘VIP’. Esto quiere decir que, mientras no se haga la ampliación del Cementerio Central, que apenas está en anteproyecto, al camposanto más importante del país le cabe apenas un ex presidente más.

O una personalidad, pues el Concejo de Bogotá puede aprobar que allí sean inhumados los restos de ciudadanos con grandes méritos. Así lo hizo con Luis Carlos Galán, cuyo mausoleo está en todo el centro de la alameda y con Gabriel Turbay, entre otros.

“Prefiero que me pongan con mi familia (en la elipse central, pero fuera de la alameda)”, cuentan que dijo Ernesto Samper tras el entierro de López, cuando le mostraron el lote disponible, que colinda con el del ex congresista ultraconservador Gilberto Alzate Avendaño.

Los López Caballero tampoco quisieron ese espacio, mucho más grande que el elegido. En principio querían que ‘El Pollo’ estuviera con sus padres, también en el ‘Callejón de los ex presidentes’, pero eso habría implicado destruir el mausoleo de Alfonso López Pumarejo y María Michelsen.

También se barajó la opción de que el cadáver descansara en una de las bóvedas que las familias López y Michelsen tienen en este cementerio, mientras le construían un sepulcro adecuado.

Entre la Virgen y Turbay Finalmente se inclinaron por un área de 20 metros cuadrados entre la tumba de Gabriel Turbay y la escultura de la Piedad (representación del dolor de María al sostener el cadáver de Jesús). “Creímos que a mamá le gustaría que estuviera al lado de la Virgen”, cuenta Felipe López, uno de los 3 hijos que el fundador del MRL, sepultado el viernes 13, tuvo con Cecilia Caballero.

Ni la Unidad Administrativa de Servicios Públicos, responsable de los cementerios del Distrito, ni Nuevo Renacer, el consorcio que los administra, saben de alguna norma que disponga que los ex presidentes deben ser enterrados en el Central.

Lo más parecido es el Acuerdo 16 de 1916, mediante el cual el Concejo “confiere el derecho de disponer de un lote en cualquier cementerio establecido o que se establezca posteriormente (...) a las familias de los hijos de la ciudad que hayan ejercido la Presidencia, para sepultar los restos de estos”. El documento ordenó que esos espacios fueran gratuitos y que tuvieran un máximo de 12 metros cuadrados. Sin embargo, hay mausoleos que ocupan el doble.

Al parecer, la proliferación de tumbas de ex mandatarios en la elipse central de este cementerio (hay más de 20), declarado Monumento Nacional en 1984, tiene que ver más con la costumbre que con una cuestión legal. “Desde un principio (fue inaugurado 80 años antes del Acuerdo 16), este cementerio tuvo ilustres habitantes, como los ex presidentes Manuel Murillo Toro y Felipe Pérez”, refieren los investigadores Margarita Mariño y Alberto Escovar en la guía oficial de la necrópolis.

Desde entonces, el entierro de personalidades en el Cementerio Central no ha cesado. Hasta el viernes de la semana pasada, cuando los funerales del ex presidente López Michelsen evidenciaron que el panteón nacional está a punto de coparse.

berbej@eltiempo.com.co El entierro del general Santander (1840), el primer presidente constitucional de la Nueva Granada, inauguró la tradición de la elipse central como última morada de los ilustres.

Entre las familias que prefirieron otro camposanto están las de Rafael Núñez, Julio César Turbay y Misael Pastrana.

La primera bóveda del cementerio fue comprada por Rufino Cuervo B., quien la usó en 1837 para alojar los restos de su hijo Ángel María, hermano del lingüista Rufino José Cuervo.

- OTROS ‘HABITANTES’ ILUSTRES DEL CEMENTERIO CENTRAL EX PRESIDENTES 1. Miguel Antonio Caro (1843-1909) 2. Rafael Reyes (1849-1921) 3. Eduardo Santos (1888-1974) 4. Marco Fidel Suárez (1855-1927) 5. Manuel Murillo Toro (1816-1880) A. Carlos Pizarro L. (1954-1990), líder del M-19 y candidato presidencial.

B. José Raquel Mercado (1913-1976), sindicalista asesinado por el M-19.

C. Jaime Pardo Leal (1941-1987), candidato a la Presidencia por la Unión Patriótica.

D. Rafael Pombo (1833-1912), escritor. Su lápida dice 1915.

E. Julio Garavito A. (1865-1920), astrónomo. Uno de los cráteres del lado oculto de la Luna lleva su nombre. Su efigie puede verse en el billete de $20.000.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.