ALDRICH AMES IBA A LAVAR SU DINERO EN COLOMBIA

ALDRICH AMES IBA A LAVAR SU DINERO EN COLOMBIA

El agente de la CIA Aldrich Ames, que espió para la ex Unión Soviética y Rusia durante casi diez años, pensó crear una sociedad fantasma en Colombia para lavar el dinero que le concedía Moscú por la información secreta que entregaba, según declaró él mismo a dos congresistas estadounidenses.

01 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

En algún momento hice algunos planes para establecer quizá una empresa en Colombia con el objetivo básico de distanciar el dinero de mi persona y hacerlo aparecer como dinero de la familia de mi esposa, o algo parecido , dice Ames en una entrevista que concedió en la cárcel en agosto pasado pero hecha pública ayer.

Ames agrega que entonces, a finales de los años 80, pidió ayuda a la KGB para poder realizarlo pero reconoce que el servicio de espionaje soviético nunca fue capaz de lograrlo y tuvo que abandonar la idea e ingresar el dinero que recibía directamente en cuentas normales de bancos europeos o estadounidenses.

Ames y su esposa colombiana, Rosario Casas, fueron detenidos por la Oficina Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI) el 24 de febrero y, tras reconocer que él espió para Moscú, ambos fueron sentenciados, a cadena perpetua el primero y a cinco años y tres meses de cárcel la segunda.

El ex agente del Servicio Central de Información de EE.UU. (CIA) critica en su conversación con los congresistas Dan Glickman y Larry Combest el tamaño de la organización estadounidense y dice que es diez veces más grande de lo que debería ser para funcionar eficazmente.

Ames asegura también que la CIA se concentra en recoger información poco útil y, sin embargo, ha fracasado en penetrar en otros objetivos vitales para Estados Unidos, entre los que cita concretamente Cuba y Corea del Norte.

Según ha reconocido él mismo, la información que Ames facilitó a la KGB permitió la identificación de al menos diez agentes de la CIA, la mayoría de los cuales fueron posteriormente ejecutados o han desaparecido y se teme que hayan sido fusilados.

Hasta ahora, el Gobierno de Washington había calculado que Moscú entregó o reservó para Ames unos dos millones de dólares, pero el espía dijo a los congresistas que esta cantidad podría acercarse a los tres millones, aunque casi un millón no le fue entregado por la KGB y estaría guardado en un lugar secreto.

El comité de Información (Inteligencia) de la Cámara de Representantes de Estados Unidos presentó junto con la transcripción de la entrevista con Ames un informe sobre todo el caso, en el que se critica duramente al FBI por no detectar a tiempo la traición.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.