DE LUSTRABOTAS Y VENDEDOR CALLEJERO DE PERIÓDICOS, A PRESIDENTE

DE LUSTRABOTAS Y VENDEDOR CALLEJERO DE PERIÓDICOS, A PRESIDENTE

Ernesto Zedillo Ponce de León, el flamante presidente de México, es un economista de aspecto retraído, con poca experiencia en los avatares de la política mexicana pero sagazmente analítico.

02 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Su voz tiene registro agudo, no es orador consumado y carece de carisma.

Pero sus colegas le otorgan sobrados méritos como economista, administrador y negociador, y dicen que, a la inversa de su antecesor Carlos Salinas de Gortari, prefiere la conciliación al enfrentamiento.

Su primera experiencia política sobrevino cuando el candidato presidencial inicial del Partido Revolucionario Institucional, Luis Donaldo Colosio, lo designó jefe de su campaña.

Zedillo le sucedió como candidato presidencial después que el carismático Colosio fue asesinado a tiros el 23 de marzo en un acto proselitista en Tijuana. El nuevo candidato pareció confundido cuando empezó su propia campaña. Por cierto nunca en mi vida pensé que estaría aquí , confió a un corresponsal extranjero.

Pero su partido, que no ha perdido una elección presidencial en 65 años, aceitó su vasta maquinaria política y logró que lo eligieran el 21 de agosto.

De 42 años de edad, Zedillo es de mediana estatura y de conformación atlética.

Se levanta temprano, le gusta andar en bicicleta o trotar junto a sus tres hijos mayores: Ernesto de 18 años, Emiliano de 13 y Carlos de 11. Tiene otros dos hijos menores: Nilda Patricia, de 8, y Rodrigo de 6.

Sabe cómo sienten los pobres. Lo experimentó en carne propia durante años.

Nacido en la capital mexicana el 27 de diciembre de 1951, Zedillo fue el segundo de seis hijos de Rodolfo Zedillo Castillo, un electricista empobrecido, y de Martha Alicia Ponce de León, quien abandonó sus estudios cuando se enamoró de aquél.

Atraída por la posibilidad de conseguir empleo en el norte del país o posiblemente en Estados Unidos, la familia se trasladó a Mexicali, Baja California Norte, donde Zedillo lustró calzado y vendió periódicos en las calles para ayudar a sus padres.

Zedillo estudió ciencia social en una escuela vocacional, pero abandonó ese tema por el de economía en el Instituto Politécnico Nacional. Tenía 17 años.

La familia, todavía pobre, se mudó a Ciudad de México, donde murió la madre cuando tenía 38 años.

Zedillo se unió al PRI en 1967 y tras recibir varias becas cursó estudios superiores en la Universidad de Bradford en Inglaterra y en la Universidad de Colorado.

También fue profesor en el Politécnico, donde conoció a quien más tarde sería su esposa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.