REDUCEN SUBSIDIO DE LUZ A LA CLASE MEDIA

REDUCEN SUBSIDIO DE LUZ A LA CLASE MEDIA

Las cuentas de energía que pagan las familias de clase media podrían aumentar más de lo esperado a partir del próximo año.

01 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

El Gobierno cree que es necesario eliminar los subsidios que reciben los estratos tres y cuatro por los excesos de consumo de luz. Si las familias quieren evitar un mayor pago, no deben consumir más allá del promedio del estrato correspondiente o disminuir su demanda.

El ministro de Hacienda, Guillermo Perry, anunció, sin embargo, que los subsidios se mantendrán para los estratos uno y dos, que corresponden a las personas de menores ingresos.

Así mismo, reveló que para desinflar las expectativas inflacionarias, el Gobierno presentará en 1995 un proyecto de ley al Congreso para revisar las normas sobre arriendos, avalúos e impuestos.

El objetivo es atarlas al crecimiento de la inflación de cada año, para poder cumplir con el plan del Pacto Social contra la inflación.

De esta manera se le da un vuelco a la política de fijación de precios si se tiene en cuenta que hasta ahora muchas alzas son realizadas con base en la inflación del año inmediatamente anterior.

El Gobierno está estudiando la posibilidad de disminuir los subsidios que se vienen otorgando en los estratos tres y cuatro, especialmente donde se presentan consumos muy altos.

Es decir, que las familias de clase media del país tendrían que pagar una mayor tarifa de energía, a menos que realicen drásticas disminuciones en los consumos.

Actualmente el Gobierno tiene que asumir un costo por la generación y transmisión de energía a las diferentes familias colombianas. Entre menor sea el ingreso de usuarios mayor es el costo que debe asumir por cada kilovatio.

Lo que se pretende es reducir ese subsidio para aliviar un poco la carga de las empresas, más ahora con el cambio en la política de reajuste de tarifas, que ya no serán muy superiores a la inflación, como en años anteriores.

No obstante, las familias de menores ingresos no se verán afectadas con una decisión sobre la materia.

De acuerdo con el ministro de Hacienda, Guillermo Perry, los subsidios se mantendrán para los estratos uno y dos, que corresponden a las personas de menores ingresos.

Adicionalmente la ley eléctrica es clara en que los sectores de consumo de mayores ingresos deben ayudar a que las personas de menores ingresos puedan pagar las tarifas de los consumos de electricidad que cubran sus necesidades básicas .

Los estratos más bajos tendrán a partir del próximo año reajustes máximos del 18 por ciento en las tarifas de energía, que corresponde a la meta de inflación fijada para 1995.

El anuncio del ministro coincide con la posición del gerente de la Empresa de Energía de Bogotá, Gabriel Sánchez quien reveló el desmonte en los subsidios para los estratos dos, tres y cuatro. El funcionario también anunció que el alza en las tarifas de energía para la capital del país será del 18,8 por ciento.

Costo fiscal El ministro de Hacienda, al término de un debate realizado en el Congreso señaló que para el caso de los incrementos en las tarifas de acueducto, alcantarillado o teléfonos tendrán que ser autorizadas con los diferentes comités de regulación creados para tal fin.

El funcionario indicó que los aumentos deben estar acordes con la meta de inflación, con lo cual se cambiaría la política adelantada en las administraciones pasadas donde se pisaban los cordones de los zapatos , con alzas superiores al costo de vida.

Sin embargo, Perry Rubio reconoció que el hecho de hacer ajustes menores a los acostumbrados en las tarifas de los servicios públicos y en el precio de la gasolina significará que el Estado dejará de percibir unos 200.000 millones de pesos, que equivalen al 0,34 por ciento del Producto Interno Bruto).

Este será prácticamente el costo que asumirá el Gobierno por el Pacto Social , indicó el funcionario.

Este monto corresponde a los menores ingresos que dejarán de recibir en 1995 la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol) y las empresas de servicios públicos, por las menores alzas en las tarifas.

En el caso de los precios de los combustibles la propuesta del Ejecutivo es hacer varios incrementos en 1995, el primero de los cuales sería en el primer trimestre y no superaría el 13 por ciento. Los aumentos quedarían atados a las variaciones de las cotizaciones internacionales pero en ningún caso superarían el 18 por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.