ZIRALDO, UN CÓMPLICE DE LOS NIÑOS

ZIRALDO, UN CÓMPLICE DE LOS NIÑOS

Soy un autor para niños, viejo. No un viejo que escribe para niños . Esta es la carta de presentación de Ziraldo, un creador de 62 años, que después de dedicar gran parte de su vida al diseño, el periodismo, la publicidad, la dramaturgia y la caricatura, se quedó con los libros para niños, que él mismo escribe e ilustra.

19 de noviembre 1994 , 12:00 a.m.

A Ziraldo Alves Pinto, nacido en Caratinga, Brasil, todos lo conocen como Ziraldo. Lo conocen más en su país, por aquello del idioma. Sin embargo, buena parte de su obra ya tiene reconocimiento y difusión en Chile y Argentina. Y desde estos días, alrededor de cincuenta títulos suyos también serán distribuidos en Colombia por la editorial Tercer Mundo. Uno de sus libros, Vito Grandam, había sido publicado en el país por la editorial Norma.

A finales de los años sesenta Ziraldo publicó su primer libro para niños: Flicts. Luego pasó por la militancia política y la lucha contra la dictadura la cual realizó desde el periodismo.

Así siguieron las cosas hasta entrados los ochenta, cuando otra vez los libros para niños volvieron a llamar a su puerta. No fue una decisión. Simplemente que ese año publiqué El Polilla, un libro que gustó mucho y, entonces, me dediqué a escribir para niños .

El Polilla es quizás su libro más conocido. En Brasil, se han publicado alrededor de 50 ediciones y el personaje es tan identificado allí, como en el resto de América Latina lo es Mafalda.

No son muchas las diferencias que Ziraldo establece entre la literatura para niños y la de adultos. Sin embargo, sí aclara que escribir para los primeros resulta más difícil a la hora de hallar las palabras adecuadas, aunque es menos angustiante. Lo mejor de hacer literatura infantil es que resulta rejuvenecedor, es lúdico y envolvente. Es una fiesta, aunque nunca es fácil porque hay que trabajar el texto mucho más .

Ziraldo es un convencido de que los libros para niños no sólo deben gustarle a ellos sino también al resto de la familia: Un autor para niños escribe para el núcleo familiar. Cuando el libro es interesante, todos lo leen . En ese sentido tiene claro que sus libros no están escritos para dejar mensajes, ni para enseñar: aunque es pretencioso, yo creo que mis libros lo que buscan es que el niño piense, quieren instigarlo. Un libro para niños tiene que ser compañero y cómplice. Debe compartir los secretos infantiles .

Para su trabajo, Ziraldo tiene en cuenta que sus principales aliadas son las tías. Las verdaderas compradoras de libros para niños, las que los impulsan a leer, más que los mismos padres, son las tías . Por eso su próximo libro está dedicado a las tías, a la relación tan especial que existe entre ellas y los niños. La historia es inventada, sin embargo el sentimiento es autobiográfico .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.