Secciones
Síguenos en:
Ahora, de moda la dieta ‘del calentamiento global’

Ahora, de moda la dieta ‘del calentamiento global’

Una nueva dieta en California va más allá de la supresión de grasas y azúcares, al proponer reducir tanto la talla como la emisión de gases que provocan el efecto invernadero, invitando a comer los alimentos propios de la tierra del comensal.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de junio 2007 , 12:00 a. m.

La Global Warming Diet (Dieta del Calentamiento Global) nace de la conjunción de talentos de la chef Laura Stec y el profesor de meteorología en la Universidad de San José Eugene Cordero, quienes además de una reducción de peso, ofrecen una fórmula que reduce la emisión de dióxido de carbono.

Antes que la comida llegue al plato, los alimentos son transformados, embalados, transportados e implican un gran gasto de energía: según un estudio publicado en el 2006 por el departamento de Geofísica de la Universidad de Chicago, en el 2002 la producción de comida en Estados Unidos representaba el 17 por ciento del consumo de energías fósiles del país.

Pero según los principios simples de Stec y Cordero este índice podría modificarse “comiendo productos locales, obtenidos de un sistema agrícola orgánico, de estaciones y poniendo atención en el derroche, usando menos embalaje, comprando en cantidades grandes y cultivando uno mismo sus alimentos”, contó Stec.

El consumo de carne también debe reducirse en el marco de este régimen.

Según un informe de Naciones Unidas del 2006, la ganadería es responsable del 18 por ciento de las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero.

“En E.U., las vacas para consumo son alimentadas principalmente de maíz, un producto que genera gran cantidad de carbono. De hecho, su cultivo intensivo daña los suelos por lo que necesita muchos fertilizantes”, explicó Cordero.

Entre las recetas que proponen los autores de la dieta, cuyo libro saldrá a la venta en el 2008, Laura Stec ofrece un menú de verduras de temporada asadas al té verde acompañadas de tofu, arroz entero al vapor y cebada o un crostini de buey criado libremente, aderezado con pimienta verde.

¿Será esta solución milagrosa? “El documental de Al Gore, que sensibilizó mucho sobre el cambio climático, no habla de la comida ni del consumo. No obstante, algunas investigaciones han demostrado que nuestras elecciones alimenticias pueden tener un efecto similar que la compra de un auto híbrido o bombillas que ahorran energía”, sostiene Cordero.

California es uno de los Estados que más se preocupa por los problemas del medioambiente y su característica mezcla de culturas lo ha educado en cuanto a diversidad alimentaria, por eso los creadores de la global warming diet se proponen convertir al resto de E.U., e incluso exportar su idea. AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.