CALZÓN QUITAO DE MOCKUS EN LA NACIONAL

CALZÓN QUITAO DE MOCKUS EN LA NACIONAL

Antanas Mockus, rector de la Universidad Nacional, mostró una cara desconocida durante un encuentro artístico realizado en el Alma Mater. Ante los ojos atónitos de un centenar de espectadores que participaban en el acto inaugural del Encuentro Nacional de Artes de la institución, se bajó los pantalones, dio la espalda y mostró su trasero.

28 de octubre 1993 , 12:00 a.m.

La explicación de Mockus? Después de varios intentos para que lo dejaran hablar en medio de una fenomenal rechifla contra los directivos de la Universidad que participaban en el acto, la paciencia se le agotó. Entonces, sin pensarlo dos veces buscó entre sus irreverencias una forma eficaz de silenciarlos y acaparar toda su atención.

Mientras a algunos de los asistentes no les importó, otros repudiaron su actitud y aseguraron que los estaba tratando sin respeto.

Mockus asegura que si al acto sólo hubieran asistido artistas no hubiera existido interés alguno en divulgar el asunto y volverlo un escándalo, porque este tipo de gesto es comprendido como parte de los recursos que puede usar un artista. Pero otros estudiantes ajenos al encuentro, interesados en que no salga adelante la elección de estudiante para el Consejo Superior, cuya primera vuelta se realiza mañana, fueron los que le dieron otra dimensión a lo sucedido .

Según algunos testigos de excepción, que estaban en primera fila, sólo vimos algo de color blanco, que tal vez era su ropa interior .

La larga lista de excentricidades de Mockus ha servido de argumento a sus críticos para pedir su relevo de la rectoría de la Nacional.

En mayo de este año, a Mockus se le ocurrió la inocente idea de acudir a la Casa de Narino armado con una espada rosa de juguete.

Meses antes, había presidido en Girardot un consejo de decanos donde se debía aprobar, entre otros puntos, la estrategia de reforma de la ley de la Universidad.

Según Mockus, en aquella oportunidad dudó mucho, antes de bañarse en la piscina cuando iba a iniciar la sesión. Trató de soltarse la corbata, pero el nudo estaba tan, pero tan duro, que no pudo zafarlo. Reconozco que me dejé tentar: decidí bañarme con corbata .

Cuando salió de la piscina, se dio cuenta de que había dejado las llaves en la habitación. Como había exigido a los asistentes absoluta puntualidad y ya se le había hecho tarde, decidió inaugurar la sesión con un chupo, corbata y vestido de baño.

A pesar de lo empapado que estaba, este incidente casi no trasciende, si no fuera porque él mismo lo contó.

El braguetazo Lo que sí mojó las páginas de los periódicos nacionales fue el llamado por él El braguetazo de Manizales.

Aquella vez, el rector se encontraba en esa ciudad mediando para solucionar la ocupación violenta del recinto universitario por varios estudiantes encapuchados que se declararon en huelga de hambre y retuvieron un vicerrector por más de siete horas. Abajo, en el patio interior de la Nacional, los estudiantes gritaban consignas y abucheaban.

Al escucharlos, Mockus (dice) recordó la escena de una película de Fernando Arrabal en la que un niño orinaba desde las alturas, en el momento en que va pasando una ruidosa manifestación. Entonces, se le ocurrió responder con un poco de violencia simbólica a la violencia de hecho de los estudiantes.

Si ustedes han llegado a hacer cosas tan profanatorias, entonces yo también entro en la onda y les ofrezco un gesto profanatorio , dijo Mockus.

La mía era una manera de responder con un gesto típicamente europeo donde uno dice: perdón, voy a ir al baño, y se coge la punta de la cremallera. Recuerdo que di uno o dos pasos como para ilustrar la frase en dirección del balcón. De hecho, allí abajo había unas materas... hubiera tenido que hacer mucha fuerza para que el chorro llegara hasta donde los estudiantes. Me fui al baño .

Mockus aseguró en ese entonces que la cosa se tergiversó un poco. Para muchas personas lo que hice fue exhibir los genitales y para otros me desnudé. Fue muy curioso. No había sospechado que, a veces, simplemente mencionar la idea de hacer algo puede ser equivalente a hacerla .

El incidente de ayer demuestra que el rector de la Nacional es un hombre que cuando se le presiona puede terminar hablando a calzón quitao .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.