Espiaban a ex esposa de Petro

Espiaban a ex esposa de Petro

“Estamos llamando de AV Villas, necesitamos entregarle un sobre urgente a Marilú Serrano. ¿Nos puede indicar cómo llegar a su casa?”.

09 de mayo 2007 , 12:00 a.m.

Esta fue la comunicación telefónica que recibió la madre del senador Gustavo Petro, el pasado viernes hacia las 4 p.m., y que, coincidencialmente, antecedió a otro polémico episodio entre miembros del gobierno Uribe y la cabeza más visible de la oposición.

Y al igual que sucedió hace tres semanas –tras el confuso allanamiento a la oficina del senador– este impasse también obligó a las autoridades a dar explicaciones.

Ayer, luego de que EL TIEMPO llamó al Ejército a indagar sobre lo ocurrido, su comandante, el general Mario Montoya, dio una sorpresiva rueda de prensa.

“Esto fue una falta de coordinación, nos da pena reconocerlo”, dijo el general para justificar la presencia de dos oficiales de inteligencia en predios de la familia Petro.

“Hacían trabajo de contrainteligencia (...) Es una investigación interna. No puedo revelar los nombres de las personas vinculadas, por seguridad”, puntualizó.

¿Rastreo a chavistas? Para reconstruir lo ocurrido, EL TIEMPO contactó a tres personas que estuvieron en el lugar, quienes revelaron a qué iban los militares.

Estas aseguran que luego de que Clara de Petro, madre del senador, dio las indicaciones de cómo llegar a la casa, en zona rural de Cajicá (Cundinamarca), los dos militares aparecieron en escena.

La Policía dice que a los escoltas asignados a los Petro les pareció sospechosa la presencia de los dos hombres en esta zona rural. Y aunque en una primera versión, corroborada el lunes por fuentes de la Policía, se dijo que los suboficiales se identificaron como agentes del DAS, ayer se desmintió este punto. En la rueda de prensa de Montoya, se hizo presente el subdirector de la Policía, general Alonso Arango, y dijo que se trató de una desinformación.

Preguntas pendientes Lo concreto es que cuando los dos militares fueron llevados al comando de Policía de Cajicá, y tras aceptar ser miembros de la inteligencia militar, manifestaron estar haciéndole seguimiento a la señora Serrano. ¿La razón? Estaría vinculanda con círculos chavistas conectados a oficiales colombianos activos y en retiro. Y por eso, para investigar los pasos de estos uniformados, eran suboficiales de contrainteligencia los encargados de la pesquisa.

Parte de esta versión fue ratificada anoche por el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla. No obstante, el oficial no dio ningún nombre: “Sabemos que hay una alias ‘Andrea’”.

EL TIEMPO confirmó que la ex esposa de Petro (tras el divorcio) ocupa un predio al lado del de Clara de Petro.

Sin embargo, añaden los testigos, los dos militares dijeron que no sabían que la señora tuviera vínculo con el senador y menos quiénes eran sus vecinos.

¿Quién hizo entonces la llamada del banco? Esa es una de las preguntas que se hace Petro y que espera que hoy tenga respuesta: “Si tienen algo contra esa señora, es su problema y lo debe investigar es la Fiscalía”.

También manifestó que, por orden judicial, no se puede acercar a su ex esposa desde hace siete años. Por eso, desconoce si ella tiene algún vínculo con Venezuela, aunque admitió que cuando estaban casados, ella lo acompañó varias veces al vecino país.

“Eso fue en 1994, cuando Chávez no era presidente”, anotó el congresista, quien siempre ha reconocido tener cercanía con ese mandatario.

EL TIEMPO intentó ubicar a la señora Serrano, pero no tiene teléfono en su vivienda.

Se estableció, sin embargo, que se trata de una profesional en finanzas y relaciones internacionales, de cerca de 36 años y sin antecedentes. Se llamó al Ejército para conocer su posición frente a la nueva versión de este episodio. Pero, a través de uno de sus voceros, reiteraron lo dicho en un comunicado emitido poco después de que se conociera el incidente.

“Son hombres de contrainteligencia”.

¿Los dos militares se identificaron como agentes del DAS como se dijo inicialmente? ¿A qué compañeros del Ejército les estaban haciendo contrainteligencia y por qué en predios de la familia del senador Petro? Siendo de inteligencia, ¿realmente no sabían del vínculo entre Serrano y el congresista del Polo? Estos son algunos interrogantes que el senador quiere aclarar.

u.investigativa@eltiempo.com.co.

¿Tres casos de ‘inteligencia’ que tocan a Petro, en solo 15 días? Puede ser una mera coincidencia, pero si es así, por lo menos es curiosa.

En menos de 15 días, el nombre del senador y vocero más reconocido de la oposición, Gustavo Petro, ha estado en el ojo del huracán de actividades de ‘inteligencia’ o ‘inspección’ del Estado.

El más reciente es el del viernes con su familia (ver nota central).

Otro ocurrió 10 días antes, el pasado 24 de abril, cuando una fiscal ordenó una “inspección judicial” a la oficina del senador, por una investigación de espionaje contra un coronel.

Y el tercer caso (19 de abril) fue cuando el presidente Álvaro Uribe, al defenderse del debate que hizo el senador en su contra, dijo: “Tengo pruebas de inteligencia militar y de Policía de personas que dicen: ‘Ya nos tiramos el TLC en Estados Unidos (...) son congresistas”.

El señalamiento incluiría al senador Gustavo Petro, pues de los congresistas solo él y Jorge Enrique Robledo fueron a hablar con sus homólogos en Washington.

Una familia atemorizada La preocupación de la familia Petro en torno a este caso, se unió a otro episodio que les inquieta desde noviembre del 2006, cuando empezaron a recibir amenazas.

Primero llegó un anónimo a la fundación que sus hermanos tienen en Tenjo (Boyacá). “Les advertían que si hacía el debate sobre ‘paras’ en Antioquia, los mataban”, dice una persona cercana a la familia.

En enero, cuando llegó un nuevo anónimo, dieron aviso a las autoridades. En ese momento detectaron que los dos panfletos llevan las letras A.N., supuesta firma de las ‘Águilas Negras’, nueva generación de paramilitares.

Luego empezaron las llamadas telefónicas. El 23 de abril, después del debate, les notificaron que los habían juzgado y que el veredicto era matarnos. La información ya está en manos de las autoridades.

''Eso fue una falta de coordinación, nos da pena reconocerlo, es una falla (...) No hay nada contra el senador Petro”.

Dijo el general Mario Montoya.

“Si tienen algo contra mi ex esposa ese es un problema de ella. Pero quien lo debe investigar es la Fiscalía General.” Dice el senador Gustavo Petro.

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.