Secciones
Síguenos en:
JAPÓN Y EL MANUAL DEL SUICIDIO

JAPÓN Y EL MANUAL DEL SUICIDIO

Desde tiempos inmemoriales hasta la actualidad, el suicidio es para los nipones la solución infalible para saldar deudas, pedir perdón o recuperar el honor perdido y permite protagonizar una gloriosa salida de este mundo. Shusuke Nomura, líder del grupo derechista Asociación del Viento, ha sido el caso más reciente que, por sus características, es comparable con el espectacular harakiri (suicidio ritual al abrirse el vientre con un cuchillo) del escritor Yukio Mishima hace dos décadas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de octubre 1993 , 12:00 a. m.

Nomura, de 58 años, se presentó esta semana en las oficinas del periódico Asahi, ataviado con un kimono y con una bandera del Sol Naciente en la mano, sobre la que había escrito su último poema.

Tras discutir con directivos del rotativo, que había ridiculizado al extremista en un artículo, hizo una profunda reverencia en dirección del Palacio Imperial, sacó un par de revólveres y se disparó a ambos lados del pecho.

El derechista, que había pasado varios años en la cárcel por actividades violentas, aceptó las disculpas del presidente del periódico, Toshitada Nakae, por la publicación de una caricatura de su minúsculo partido en una revista de propiedad del periódico.

En el dibujo, aparecido antes de las elecciones de julio de 1992, se había cambiado el nombre de su partido por Asociación del Piojo , por la gran similitud entre el carácter chino del viento con el de este insecto.

Japón, con uno de los índices de suicidio más elevados del mundo, tiene miles de lectores del Manual completo del suicidio , del escritor Wataru Tsurumi, que ha tenido gran éxito, con 170.000 copias vendidas en poco más de un año.

Algunos lectores ya han puesto en práctica los consejos del libro para viajar al más allá. Recientemente, la policía encontró dos cadáveres con el manual en su poder en el bosque de Aokigahara, famoso punto de suicidio al pie del Monte Fuji, a unos cien kilómetros de Tokio.

Cada año se quitan la vida unas cuarenta personas en este bosque de unas 2.500 hectáreas que crece sobre un lecho de lava, con profundos agujeros ocultos por la vegetación y donde la brújula se desorienta por el efecto de las rocas magnéticas.

Otros métodos que eligen los nipones con aficiones literarias son tirarse al cráter del Fuji o del Asama, o saltar desde las cataratas de Kegon, cerca de los históricos templos de Nikko, para imitar a escritores famosos que así dejaron este mundo.

En Japón, el suicidio es la sexta causa de mortalidad, con 22.104 casos en 1992. De ellos, 12.438 se ahorcaron; 1.822 se tiraron de edificios altos y otros 1.188 se lanzaron a las vías del tren.

El índice más alto de suicidios se encuentra entre los ancianos mayores de 65 años, con 5.970 casos, que superaron muy ampliamente a otras edades. La causa fue en su mayor parte buscar una muerte digna al padecer problemas de salud o económicos.

Según las estadísticas, también han aumentado los suicidios entre escolares. El año pasado se suicidaron 524, un 15 por ciento más que en 1991.

Los sociólogos han atribuido esta tendencia a las presiones de un sistema educativo cada día más ferozmente competitivo y el terror y la violencia que tienen que sufrir los más débiles o diferentes a manos de los compañeros más fuertes, con frecuencia ante la indiferencia de los maestros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.