DURO GOLPE SUFRIERON ALGUNAS MAQUINARIAS

DURO GOLPE SUFRIERON ALGUNAS MAQUINARIAS

La elección de gobernadores, alcaldes, diputados y concejales sirvió ayer para barrer maquinarias, impulsar candidaturas cívicas y reacomodar fuerzas en cada uno de los departamentos y las ciudades del país. Aunque ya estaba cantada las victoria, resultó de todas maneras sorprendente el holgado triunfo de tres candidatos a alcaldías: Antanas Mockus, en Bogotá; Edgar George, en Barranquilla, y Antonio Navarro, en Pasto. Los tres tienen una característica común, y es que son independientes que se rebelaron contra las maquinarias liberal y conservadora de sus ciudades.

31 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

El abstencionismo, aunque sigue siendo preocupante, no fue superior al de las elecciones presidenciales. Al cierre de esta edición se calculaba en 7.5 millones de sufragios la votación total. Representa cerca del 45 por ciento del potencial electoral del país.

Resultó también sorprendente la manera como ganaron los candidatos de origen eclesiástico. En Cúcuta, Sogamoso, La Dorada y Montería ganaban ex sacerdotes las respectivas alcaldías.

En el Atlántico, una coalición de liberales y conservadores impuso en la gobernación a su candidato, el conservador Nelson Polo, pero la alcaldía seguirá en manos del grupo del actual alcalde Bernardo Hoyos con el triunfo del neurólogo Edgar George.

En Neiva resucitó un dirigente tradicional del liberalismo huilense, Guillermo Plazas Alcid, quien ganó la alcaldía.

En Bucaramanga fue derrotado Alberto Montoya Puyana, candidato favorito hasta última hora. Le ganó Carlos Ibáñez, apoyado por una coalición que encabeza el grupo del actual ministro de Gobierno, Horacio Serpa. Montoya se había aliado con los congresistas Tito Rueda, Tiberio Villarreal y Rodolfo González.

En Rioacha fue derrotada también la maquinaria tradicional. Hasta anoche iba ganando la alcaldía Luis Gómez Pimiento, de origen independiente.

En Valledupar fue derrotado Aníbal Martínez Zuleta, ex contralor general de la Nación.

La gobernación de Antioquia era disputada voto a voto entre el liberal Alvaro Uribe Vélez y el conservador Alfonso Nuñez Lapeira. La alcaldía de Medellín, entre tanto, era ganada por el conservador Sergio naranjo.

Otras maquinarias que sufrían un duro revés eran las de los senadores liberales de Bolívar. La gobernación de este departamento era ganada por un conservador. Entre tanto, y como estaba previsto, Guillermo Paniza Ricardo, quien hizo una campaña contra los jefes tradicionales de Cartagena, ganó la alcaldía de esta ciudad.

Una de las alcaldías más reñidas fue la de Armenia, donde el candidato de la Anapo, Efrén Tovar, ganó por escasos 200 votos.

La gobernación de Boyacá era disputada voto a voto por el liberal Héctor José Moreno y el conservador José Benigno Perilla. Entre tanto, la alcaldía de Tunja fue ganada por el conservador Manuel Arias Molano. Este departamento ha sido tradicionalmente conservador y así lo demostró en las elecciones presidenciales de este año.

La dirigente liberal Leonor Serrano de Camargo ganó sin discusión en Cundinamarca. Se impuso frente al conservador Miguel Santamaría Dávila.

Algunas coaliciones triunfaron sin lugar a dudas. Por ejemplo en Caldas, donde la unión de los liberales Víctor Renán Barco y Luis Guillermo Giraldo y el conservador Omar Yepes permitió el triunfo de Mauricio Arias en la alcaldía de Manizales, y de Ricardo Zapata en la gobernación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.