PARA QUE NO TERMINE DE RODILLAS

PARA QUE NO TERMINE DE RODILLAS

Para muchas personas, es más importante saber sobre el estado de las rodillas de sus ídolos deportivos, que el de las propias. Por eso, pocos se preocupan por la inflamación, el dolor o la falta de elasticidad que puede tener en ellas después de jugar su deporte favorito.

30 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Y es que no se necesita ser un deportista de alto rendimiento para padecer este tipo de lesiones. Cualquiera las puede sufrir.

Veamos cuáles son las lesiones más comunes en las rodillas: Lesiones de meniscos: Generalmente ocurren cuando alguien trata de girar la pierna pero, por alguna razón, esta se queda anclada en el piso y toda la fuerza del giro se da en la rodilla, produciendo un pellizco en el menisco.

La lesión más común es la llamada Asa de balde , conocida así porque un pedazo del menisco pasa a la parte de atrás de la pierna (como si fuera la agarradera del balde), y bloquea la articulación. Por eso, la pierna no se puede extender o doblar completamente.

En algunas ocasiones, las personas aprenden a destrabar la rodilla y, de cierta manera, sienten tranquilidad porque pasa el dolor. Pero cada vez que se haga este cambio se está presentando un daño irreversible del cartílago articular , dice el médico ortopedista y artroscopista, Carlos Uribe Vélez.

Según Carlos Julio Rodríguez, médico ortopedista y coordinador de cirugía de rodilla de la Clínica Reina Sofía, estas lesiones son muy comunes en los futbolistas de fin de semana y en las personas que han sufrido caídas de bicicleta y accidentes automovilísticos. A pesar de que el fortalecimiento de los músculos de la pierna podrían ayudar a evitar estas lesiones, estas prácticamente son imposibles de prevenir , dice Rodríguez.

El menisco interno absorbe el 50 por ciento de la energía de la rodilla, mientras que el externo absorbe el 80 por ciento. Cuando estos faltan, la carga pasa directamente del fémur a la tibia, produciendo un daño irreversible e irreparable del cartílago que protege la tibia.

Ligamento cruzado De los cuatro grandes ligamentos que hay en la rodilla (anterior, posterior, colateral interno y colateral externo), el que se lesiona con más frecuencia es el colateral interno.

Se producen por golpes o giros muy forzados en la rodilla, principalmente ocurridos por la rotación interna de la pierna, la hiperextensión de la rodilla o la desviación forzada de la pierna , dice Uribe.

Generalmente cuando hay rompimiento de los ligamentos cruzados, también ocurre la rotura de los ligamentos colaterales.

Por eso se dice que la rotura del ligamento cruzado es el inicio del fin de la rodilla , dice Uribe.

Esta es la típica lesión de los tenistas, sucede cuando van a hacer el drive y el pie se queda pegado en la cancha porque está húmeda. También se presenta en el fútbol (cuando el guayo se queda pegado a la cancha o en los choques violentos) y en el baloncesto (es muy frecuente en canchas de asfalto que, al estar calientes, permiten la adherencia del tenis al piso), de acuerdo con Uribe.

Fracturas o lesiones condrales Esta es la lesión más grave ya que se destruye la parte superior de la articulación de la tibia y el fémur, justo en la zona de mayor fricción de la rodilla.

Generalmente estas lesiones producen bloqueo y traqueo de la articulación, y sensación de inestabilidad de la rodilla.

Esta lesión se presenta con la edad o como consecuencia de otras lesiones, y es grave porque el roce continuo acaba con el cartílago y somete a los dos huesos a un continuo roce desgastador.

Cómo curar una rodilla No se necesita ser deportista para sufrir una lesión. Esta puede ocurrir con una simple caída o un movimiento inadecuado.

Meniscos Cuando se presenta esta lesión hay que suturar o quitar el fragmento roto y, sobre todo, tratar de salvar la mayor cantidad posible de menisco, ya que este es el principal amortiguador de la articulación.

Esta Lesión produce dolor agudo y bloqueo de la articulación.

El diagnóstico y operación siempre se puede hacer a través de una artroscopia, un aparato que le permite al médico mirar al interior de la rodilla y hacer el tratamiento adecuado a través de tres pequeñas incisiones.

Cuando el menisco no está empieza una fricción entre los cartílagos del fémur y la tibia, produciendo en la mayoría de los casos lesiones condrales.

Ligamento cruzado La lesión del ligamento cruzado ocasiona fuertes hemorragias dentro de la rodilla, lo que produce hinchazón, dolor agudo e inestabilidad.

Dependiendo de la lesión, el ligamento se debe coser o reconstruir con pedazos de tejido sano que se extrae de un tendón cercano a la rodilla. Lo ideal es que la intervención se haga dentro de las 24 horas siguientes. Si ello no es posible, puede hacerse hasta 10 días después.

El problema está en que al romperse, el ligamento se empieza a encoger y entre más tiempo pase, peor.

A veces no se opera porque el resultado que se obtiene es insignificante. Por eso, en algunos casos, es mejor someter a la persona a un tratamiento de terapia física y recomendarle que cambie la práctica deportiva que le ocasionó la lesión.

Lesiones condrales Se presentan después de que la persona ha tenido otras lesiones (de rótula o ligamentos cruzados) y no se sometió a ningún tratamiento.

Este problema consiste en que las dos cartílagos que protegen el fémur y la tibia quedan en contacto, lo que conlleva a un desgaste del cartílago o un rompimiento que deja desprotegido al hueso.

Para curar este problema el médico usa un instrumento para rasurar la capa del cartílago que está áspera. Si este ya está desgastado y el hueso está expuesto a la fricción, el médico hace una especie de raspado en el hueso para tratar de estimular el crecimiento del cartílago.

Si hay un pedazo del cartílago suelto o fragmentos sueltos en la rodilla, el médico los retira.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.