CATSA Y QUIBI SIN COMPRADORES

CATSA Y QUIBI SIN COMPRADORES

Como si se tratara de las niñas feas del baile, Catsa y Quibi, dos empresas en las que participa el Estado, fueron prácticamente ignoradas por los inversionistas privados invitados a participar en su compra. Tras ser ofrecidas en las bolsas de valores del país -el 37 por ciento de Catsa y el 20.73 por ciento de Quibi-, las compañías no recibieron propuestas efectivas.

31 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Ni las atractivas condiciones ofrecidas por el Instituto de Fomento Industrial, IFI, para financiar la compra de acciones a los trabajadores de estas compañías los tentaron .

Esto ha obligado un cambio en la estrategia de venta, que incluye la contratación de una firma fiduciaria que se encargará de hacer el mercadeo de las empresas.

Para el presidente del IFI, Carlos Wolf Isaza, las características de la oferta y algunas situaciones propias del mercado hicieron que no fueran tan atractivas para los inversionistas.

En su opinión, el mercado de la venta de empresas es difícil y por eso se harán algunos ajustes que resultan indispensables para hacer más llamativas las ofertas pero en todo caso, advirtió que no se apresurarán en el proceso y que la venta se realizará sólo cuando sea favorable al Estado.

Quibi es una compañía dedicada a la producción de artículos farmacéuticos en la que el IFI tiene una participación del 20.73 por ciento.

El valor de la compañía fue estimado en 2.800 millones aproximadamente y las acciones ofrecidas por el IFI corresponden a unos 578 millones de pesos.

En este caso se conoció que la falta de interés obedece a que los inversionistas consideran muy pequeña la participación ofrecida.

El 20 por ciento sólo representa un puesto en la junta directiva y para algunos interesados, esta participación no es suficiente, explicó el gerente de Quibi, Rafael Cadena.

Este año, la industria estima unas ventas por 6.000 millones de pesos y existen planes de ensanche y ampliación del portafolio de inversiones que en opinión del gerente hacen atractiva a esta empresa.

En el caso de Catsa, la procesadora de arroz blanco y precocido, el Instituto es dueño del 37.7 por ciento, unos 344.4 millones de pesos. El valor total de la empresa fue estimado en 921.4 millones de pesos y son socios además los bancos Popular, Cafetero, Comercial Antioqueño así com Corfitolima y la Compañía Agrícola de Seguros, entre otros.

Esta compañía produce 16 millones de toneladas de arroz utilizando el 70 por ciento de su capacidad instalada (entre 20 y 26 millones de toneladas al año).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.